Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Berta Aramburu escriba una noticia?

Un amor clandestino (2)

27/03/2020 10:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Descubiertos sin que ellos lo supieran, Gloria y Jordi, se hallan en el punto de mira de la venganza pasional de Roberto, el marido burlado

A las nueve de la mañana, Joridi entraba en el bufete de abogados para el que trabajaba.Si alguien le hubiera mirado al rostro hubiera descubierto la paz, la alegria y la relajación que proporciona una noche de amor con la pareja adecuada.Pero nadie reparó en ello, y él se reunión con sus compañeros para estudiar un par de casos complejos.

Gloria, en cambio no tuvo tanta suerte. Rebeca, compañera que se sentaba enfrente suyo, le notó un rostro luminoso, al margen de que se habia maquillado mejor que en otras ocasiones. Le preguntó.....¿Esta noche de fiesta ehh?Se te nota en la cara. C+entme cuentame.

Sonó el móvil, Gloria, vió la llamada, era de su hija, descolgó, "Hola amor, " "Mamá, papá está muy raro, ha recibido una llamada de alguien, no se exactamente de quién, pero ha pegado un puñetazo en la mesa y ha dicho, "es una puta, una vugar puta" Se ha levantado y se ha encerrado en su cuarto.

Gloria se quedó pensativa, algo no habia salido bién, pero, como podía saber algo su marido, como, s no tenia el teléfono de su amiga?

Roberto estaba exitadísimo. Si hubiera tenido a Gloria delante, probablemente la hubiera agredido.  El marido de Gloria habia recibido una llamada de sus conocidos de  Vilafranca, gente chismosa y entrometida, que le habían explcado su encuentro en la cafetería del hotel, y que su esposa iba acompañada de un caballero muy bién vestido. "Tendrás que viliarla que tu mujer se va de picos pardos...." .

Estas palabras encendieron a Roberto, que, sin embargo después de apurar dos copas de coñac, vió las cosas de otra forma. Como  le habia podido hacer aquello su Gloria, si era cierto que la habian visto?

Cavilando y con el alcohol como ansiolitico, le vino a la mente el refrán de que "la venganza es un plato que se saboria bien frio", sí que nada de escenas, al contrario, procuraria simular una atención desmesurada hacia su esposa, al tiempo que trazaba el plan para que no se repitieran las salidas y los encuentros.

Aquella noche, Roberto volvió del trabajo, se dutchó, y tras saludar cordialmente a sus hijas, se puso un delantal e hizo como que iba apreparar la cena.

¿Como os ha ido el día ? les pregunto a las chicas. Ellas, en particular Rosa, se sorprendieron. La mayor estaba muy preocupada por como podia reaccionar su padre en cuanto su madre llegase.

Al fin Gloria, apareció por la puerta, muy intranquila en su interior, pero dispuesta a aguantar las impertinencias de su marido, a cambio de poder repetir otra noche feliz con Jordi.

"Como te ha ido el día cariño ? le espetó  Roberto nada mas oirla. Tanta amabilidad le confundió. "Bien, mas o menos como siempre" contestó  ella, procurando dejar su bolsa en la habitacion de sus hijas, indicando con signos de que la vaciaran...

Tras cambiarse de ropa se sentaron a la mesa. He preparado esta torilla de cebolla, recién hecha estará rica, terció Roberto. Procuró mirar a su mujer con normalidad. Rosa, su hija no le quitaba ojo, Marta, la pequeña, estaba mas en la inopia, pero sorporendidade la amabilidad de su padre.

Tras la cena, Robertó fingió estar cansado y se dirigó a la habitación. Gloria, que estaba agotada por todos los nervios que habia acumulado a última hora, se sentó unos minutos ante el televisor con la mayor de sus hijas, y por mimica, le preguntó a que venía tanta amabilidad. Luego se fue a la cama junto a Roberto, que, con amabalidad inusitada dejando ir algun mimo hacia su esposa, le dejó ir un cumplido, "Te ehche de menos anoche, sin ti esta cama esta muy fria"

Aparentó quedarse dormido, y Gloria, que no acertaba a entender la conducta tan correcta de su marido, se dejó caer en el sueño real, que iba a resultarle reparador.

Roberto espero un rato, se levantó lentamene y tomó el movil de su esposa. Miró las ultimas llamadas y las anotó. Busco los ultimos wasap, pero sobre todo se fijó en un numero reincidente.

Dejó de nuevo y con sigilo el telefono en la mesilla de noche, y emprendió la ruta del descanso  real.

Por la mañana, la rutina diaria hacia el trabajo, solo que Roberto, se escabulló de él. Tomó el coche y se dirigió a Barcelona, se parapetó en las cercaias dela oficina enla que trabajaba Gloria, y se propuso jugar a Sherlok Holmes. Con dos periodicos, y observando minuciosamente pasó las primeras horas de la jornada, hasta que vió aparecer a Gloria que se dirigia a una cafetería próxima. Com cuidado para no ser visto, se acercó y fue observandoel interior. Gloria estaba sentada en una mesa, apartada, sola, algo raro en ella, porque era persona comunicativa. Mientras Roberto estaba fisgoneando, comprobó como un cabalero bien vestido que acababa de entrar en el bar se dirigia a la mesa de Gloria, y la saludaba con un beso en la mejilla.Mientras el camarero les servia  el desayuno pudo ver claramente que Gloria cogia la mano del recienl llegado.Tuvo bastante.Espero el final del cafe y los cruasanes y la salida de ambos, en el zaguan del bar, se despidieron con un beso que sonaba a algo mas que amistad o camaraderia..Gloria se encaminó hacoa su oficina y el caballero, que era Jordi hacia un edificio cercano que albergaba los despachos de varias empresas. A Roberto le fue facil seguirle y entrar con él en el ascensor, iban otras ds personas, vio el  piso cuyo botón apretó Jordi.y marcó el inmediatamente superior. Nadie se fijó en nadie, pero, Roberto bajó tras Jordi en el quinto y como si se hubiera equivocado volvió sobre sus pasos. Ya sabia lo que queria conocer, el nombre de la empresa, que resultó ser el bufete de abogados.

Volvio. la calle y decidió aguardar el final la jornada.Habia llamado a su trabajo para tomarse el dia festivo con una excusa. Era persona cumplidora, asi que no tuvo problemas.

Decidió jugar fuerte.y esperar al mediodiaa a la hora de comer. Lo hizo en un bar próximo a la cafeteria, porque intuyó que los tortolitos se verian a la hora del almuerzo. No se equivocó. LLegó primero su esposa y buscó una mesa en un rincón, a los cinco minutos apareció Jordi. Desde su posición Roberto tenia una visión parcial de la escena, pero no quería arriesgarse mas. Lamentó no haber traido consigo su camara con teleobjetivo para captar la escena, que tampoco tenía nada de particular, un almuerzo con un conocido junto a la oficina. Roberto, habia estudiado el edificio de oficinas en el se hallaba situado el bufete de abogados en el que trabajaba Jordi. Observó que tenía un parking y que para acceder al mismo el ascensor tenía una llave de seguridad, pero, sin embargo, a través de las escaleras era posible descender hasta el aparcamiento. Su estratagema resultó perfecta. Ascendío hasta a segunda planta, y luego baó al parking por las escaleras, nadie reparó en él. Observó que tenia dos niveles, y por supuesto estaba repleto de coches.Desandó el camino y salió normalmente por la puerta principal, en aquel momento, Jordi, regresaba al trabajo charlando con otras personas.

Roberto, tomó un bocadillo en un bar cercano, y volvió al edificio de Oficinas antes de que el personal concluyera su jornada laboral. Repitió la operación y espero en un recoveco del parking desde donde observaba las puertas de los ascensores. A las seis y media, apareció Jordi, iba solo, Roberto le siguió con la mirada, vió el vehiculo en el que subia y anotó su matricula.un buen coche, un Mercedes Sport.

Su tarea por hoy habia concluido.

Regresó a su casa en Vilafranca antes de que llegase Gloria. Se comportó igualmente cortés y amable, con ella y con las hijas. La noche fue placida, tranquila y blanca, como la anterior.

Gloria no las tenía todas consigo. llegó a casa nerviosa, inquieta. ¿ Quien era la persona que habia llamado el día anterior a Roberto? ¿que le dijo que le indignó tanto? ¿Se referia a ella cuando soltó lo de puta, golpeando la mesa con el puño?

Con la pareja guardando la compostura y las hijas maravilladas de la nueva imagen del padre, la familia se fue a dormir. Roberto durmió poco, su cabeza maquinaba algun tipo de venganza ejemplar. Gloria, tampoco durmió demasiado, pensando en por qué habia cambiado su marido de la noche a la mañana.

Y Llegó el nuevo día. Ambos conyuges se fueron a sus quehaceres laborales, pero, Roberto, despues de comer viajó a Barcelona . Con una excusa banal, le pidió prestada la moto a un amigo  voló hacia las inmediaciones de la oficina de Jordi.  Estaba bien agazapado, esperando que a la misma hora que el día anterior, el amante de su mujer, saliera del trabajo. No tuvo que esperar tanto. El Mercedes Sport de color rojo era inconfundible. En cuanto apareció, Roberto puso la moto en marcha y le siguió. Enfilaron hacia la parte alta de Barcelona. Al llegar a la Plaza Bonanova, el Mercedes entró en un parking publico, Roberto prudencialmente detrás. El coche descendió hacia las plazas inferiores. Robertoa parcó en la prmera y salió a la calle. Habia gente en la plaza, y ello le permitió seguir a cierta distancia los pasos de Jordi, que entró en un edificio de pisos en la propia plaza. Cuando el ascensor hubo partido, Roberto entró en el portal, con la buena suerte de que el conserje no estaba, ello le permitió ver en que piso se detenía el ascensor.Al salir, fisgoneó disimuladamente los buzones del inmueble, solo habia dos pisos por planta, memorizó los nombres de los del tercero Jordi Galceran y Dolores Martí por una parte y Maria Vila y Francesc Torrecilla, en el otro buzón.

Lo tenía fácil. Pero había que obrar con tiento. Intentó conseguir los teléfonos fijos de ambos inmuebles. Sus usuarios eran de estas personas que aún habian dado su autorización para aparecer en la guia online.

Satisfecho de sus pesquisas, Roberto regresó a su hogar en el Penedés . Estaba contento. Hoy Gloria habia llegado antes que él. "He tenidomucho trabajo espetó al llegar, y se mostró empatico con su esposa y con sus hijas. Mientras preparaba al alimón la cena con Gloria, se sirvió una copa de vno tinto, un buen reserva de la tierra. "Hoy me lo he ganado" afirmó.

La noche volvió al mundo de las ensoñaciones a Gloria y Roberto. La primera recordando con Nostalgia a Jordi, el segundo, saborenado la copa de la venganza, al y como habia saboreado la de vino. El sueño les venció a los dos.

Para completar su plán, debía confirmar quien era el amante de su mujer. Tan fácil como llamar al buefete de abogados y pedir que le pasaran con Jordi Galcerán o Francesc Torrecilla. Si no acertaba a la primera, deberia de aguardar un día más para que la telefonista no reconociera su voz.

Pero acertó a la primera. "Bufete....podría hablar con Jordi Galcerán?" La solícita operadora, tras preguntar de parte de quién iba a pasarle a la extensión, cuando recordó, que " el señor Galcerán ha saldo un momento, quiere dejarle algún recado. ? No gracias, le llamo mas tarde. El plan de Roberto era sofisticado, pero, podia causar su efecto. 

Roberto entróen una de las mejores tiendas de elnceria de Barcelona, y adquirió un conjunto muy picante, atrevido y descocado, con la talla de Gloria. Se lo hizo envolver para regalo y lo pagó en metálico. Acto seguido fue a una oficina de correos, y compró un paquete postal en el que introdujo el regalo con una nota escrita en ordenador con  la leyenda "para la próxima vez, tengo ganas locas de ti, JORDI

En la direccion puso la de su casa en Vilafranca a nombre de Gloria, en el remite todos los datos correctos de Jordi, pagó en metálico y se fue.Esparando que el servicio postal fuera eficiente y rápido para la entrega, de hecho pagó un recargo para que así fuera.

Tenía que prepararse bién, para el impacto y la reacción de Gloria.

Al día siguiente todo transcurrió normal.  Pero a eso de las doce de la mañana un empleado de correos llamaba al piso de Roberto y Gloria con un paquete postal. La hija pequeña de ambos fué quien abrió, firmó el recibo y guardó el paquete. Cuando llegó su hermana mayor a la hora de comer, vió el envio y el remitente. Inmediatamente llamó a su madre .

"Mamá, han traido un paquete postal para ti, te lo envia un tal Jordi"  Gloria se puso nerviosa. Como se le habia ocurrido a Jordi enviarle algo a su casa. "Oye hija, esconde el paquete, que no lo vea tu padre, no vayamos a tener de nuevo guerra ahora que hay paz"

Pero aquella tarde Roberto salió a las cuatro del trabajo, con una excusa personal, y llegó a su casa explicando que no se encontraba muy bién. Antes, hizo una llamada desde el telefono de una gasolinera. El destinatario el número particular de Jordi, descolgó su esposa Dolores. "Sr Jordi Galcerán, ....le llamo de paquetes postales, la confirmación de la entrega de su paquete en Vilafranca a nombre de Gloria.... la quiere por e.mail?  " Dolors se quedó algo sorprendida, "Si, por favor. " Es que no cumplmentó bien el volante de envio" terció Roberto. Dolors le dió su propio correo electronico, un poco sorprendida por el envio de un paquete por parte de su marido a una mujer en Vilafranca.

Por supuesto Roberto no envió ningun e mail de confirmación, pero, la semilla de la discordia ya estaba sembrada.

Su hija pequeña estaba en casa cuando llegó Roberto, Rosa, la mayor, tardó una media hora en llegar. Se sorprendio al ver a su padre, pese  aq ue habia escondido el paquete postal en su propio armario de la ropa. Pero, su hermana pequeña, Marta, cometió un error. Dejó en la mesa de la cocina el volante de entrega por parte de Correos, y Roberto, que lo vió, se lo puso en el bolsillo sin decir nada a nadie.

"Todo bién hijas?" Me voy a echar un rato en la cama, no me encuentro muy bién, dame un paracetamol" Y el padre de familia, bravucón que de repente se habia vuelto atento y simpatico, se encerró en su habitación.

A Gloria el camino entre Barcelona y Vilafranca se le hizo eterno. Llegó nerviosa a su casa. Habia llamado a Jordi, y no le habia cogido el teléfono, El fiscalista, tenía varias reuniones y una comida con clientes fuera del despacho. No habia tenido tiempo de escuchar el buzón de su móvil. Al entrar en casa Las hijas le dijeron que su padre estaba alli en la cama....entró para interesarse que le pasaba. "No, no es nada, me sentí algo indispuesto, pero con la pastilla me encuentro mejor, Se levantó y en en salon comedor, puso a leer una revista. Mientras su esposa, y su hja Rosa, estaban encerradas en la habitación de ésta, abriendo el paquete.......Gloria se quedó entre halagada y azorada al ver el obsequio. Su hija Rosa hizó un mohin. "mamá, no te he visto nunca con esta ropa....es muy descocada.."

Salieron al comedor, para no llamar la atención y cuando estaban todas, como si no fuera con él, Roberto, se sacó el papel de entrega de correos. "Ahh, han traido un paquete, no?  Donde está''?  Era para ti Gloria. Quén te lo envia?"  Con estudiada indiferencia, Roberto  soltó su comentario como aquel que no quiere la cosa, mientras miraba de reojo a Gloria, cada vez mas nerviosa . " No sé, me no conozco al remitente...." acertó a decir, Pero Roberto inisitió "Y que hay en el paquete...traelo"  Gloria iba a hacer ademán de obviar la cuestión cuando Rosa, se vió interpelada por su padre, ·"Donde está, a ver, que es tanto secretrismo"  Imaginando que lo enia su hija en su habitación hizo ademán de abril la puerta ....y alli estaba, encima de la cama. "Te juro que no se quién me lo manda" soltó Gloria.  "Pues estos regalos no los suelen hacer desconocidos"  "Quien est este Jordi"

Gloria no sabía como reaccionar, y se fue al lavabo, Rosa y su hermana, quisieron quitarle importancia. Desde el lavabo Gloria volvio a llamar a Jordi. "Es urgente", dejó en el buzón, " nos han descubierto"

Salió azorada. Nerviosa y se encontró a su marido con la lencería en la mano que se pregunataba retóricamente de deonde habia salido todo aquello. Sin embargo Roberto, no estaba furioso, no había perdido los estribos como era habitual en él.  Incluso se diria que estaba conciliador.

"No lo conoces Gloria, ? " Pués él conoce tu nombre y tu dirección y hasta diría que tu talla. Bueno, es fácil saber quién és, afirmó buscando la dirección del Remitente y simulando buscar el teléfono particular de  Jordi Galcerán en Plaza de la Bonanova. Como si de na concesión se tratara le propuso a su hija Rosa, que llamara. (A el no le interesaba por si reconocian su voz) Al final, Rosa llamó. "Hola buenas tardes, Jordi Galcerán? " ¿Quién le llama?  "Verá soy

 la hija de Gloria, y a mi madre Jordi le ha mandado un conjunto de lenceria sexy, posiblemente haya equivocado la destinataria"

La voz de Dolores se adpoptó un tono mas tajante."Jordi es mi marido y dudo que le haya enviado el obsequio que me dice a su madre, pero, me qudo son su teléfono  esta noche cuando llegue les llamara y lo aclarará todo". " Ah pués muchas gracias señora" terció Rosa, "buenas tardes y disculpe la molestia". 

Roberto, estaba satisfecho de su estratagema. Gloria, con la cara hecha un poema, habia enrojecido y Rosa, que sabia lo de la aventura de su madre, pensaba que habia ido demasiado lejos y podia traer la ruina a casa.

Con todo el padre de familia fingió qutar importancia al asunto, ahora que ya había encendido la mecha en su casa y en la de Jordi.

--------

"Hola cariño ya estoy en casa."...dijó Jordi al abrir la puerta del tercero segunda de Plaza Bonanova . Dolors su esposa, con cara de pocos amigos le espetó, "A Gloria también la llamas cariño? Jordi quedó helado. No habia tenido tiempo de escuchar los mensajes de su movil, liado en cuestiones muy serias del despacho. "Bién, ya me contarás quien és  esta, a la que le regalas lenceria" Y no me digas que no, orque me han llamado de correos para confirmar tu e mail y la hija de esta......tal  Gloria" A ver, quién es, quién es...dame una explicación." Por cierto les he dicho que les llamarias cuando llegases.este es su número"

-Jordi, no supo que contestar, pero, salió del paso, me parece que esto es una broma de mal gusto, que algún amigote me ha gastado. "Dame el número " e hizo ademán de irse a su despacho, pero Dolores inistió "No, no, llamale delante mio, que tengo mucho intereés en esta pelandrusca"

Jordi, controló sus nervios, estaba entrenado para ello, y marcó el número de Gloria. . "Descolgó el telefono Roberto...."Si digame" ...."Por favor se puede poner Gloria? -"De parte de quién, soy su marido, es usted el del regalo", me pareces un sinverguenza." "Se quén eres, tu mismo te has descubierto, " "Ahora te la paso". "Gloria, con las manos temblando soltó un "si, digame" "Hola, com estás" se oyó al otro lado del telefono. ¿Quien eres, , yo no te conozco y me parece que te has equivocado de persona."   "Gloria yo no te he enviado nada, aquí alguién nos la ha jugado".  "Deja de molestarme que has creado un problema muy gordo en mi familia, yo quiero a mi marido"

Gloria, presa de una tensión que se le notaba a la legua, colgó el teléfono y dirigiendose a su marido con los ojos humedecidos le dijo"Roberto, no se quién es ni que pretende"  "Creo que deberias acompañarme a la Policia".  Enseguida  Roberto sentencioso apuntó "Y denunciar qué, que a mi mujer le regalan lenceria atrevida, esto, que yo sepa no es ningún delito, aunque constituya una cuestión embarazosa para tí y supongo que para este caballerete"

Gloria estaba azorada, no sabia como actuar. Roberto fingiendo un falso aplomo, habló con naturalidad, bromeó con sus hijas y fue él quien preparó la cena para todos.

Luego en la cama, le dijo a Gloria "No tienes de que preocuparte si, como dices, no sabes quién es este tal Jordi", pero, a mi me dá que en el fondo de todo esto hay alguna rencilla o broma pesada. Tienes problemas con alguien de tu oficina? Porque, tu direccion la debe haber sacado de algun sitio. Al fin, como no dando mayor importancia a los hechos, se puso a dormir al lado de su esposa, que nó pegó ojo en toda la noche. Las ojeras con que se despertó Dolores, contrastaban con el buén aspecto aparente de Roberto. Trás desayunar, ambos se fueron a sus trabajos respectivos. Roberto, procuró gestionar en su empresa unas "visitas pendientes en Barcelona" con lo cual estaría todo el día  fuera del despacho y tendría mano libre para vigilar a Jordi y Gloria si, como suponía, iban a mantener algun contacto.

Gloria, en cuanto el trén hubo arrancado marcó el número de Jordi. Era como si su amigo estuviera esperando su llamada porque respondió de inmediato "Hola como estás? Te juero que yo no he enviado nada, aquí alguien sabe lo nuestro y ha tendido una trampa ? ¿Pero quién, respondió ella? Mi marido aparentata normalidad, pero, no las tengo todas conmigo." - "No vemos a la hora del desayuno?"  -" Necesito tenerte cerca". "Hasta ahora amor"

Jordi había tenido una velada tempestuosa, Dolores, su mujer se sbía por las paredes. "Que crees que me he caido de una higuera ? "Quien le iba a regalar lenceria erótica nada menos lenceria erótica a una mujer casada en tu nombre ?" - "Dolores que te lo juro, que ni se quien es esta mujer" "Ja ja ja, y piensas que me lo trago, y encima tienen nuestro teléfono y saben donde vivimola

La tempestad no aimainaba en casa de los Galcerán, las palabras subían de tono y de volumen. "Quiero saber la verdad, y si no me la dices tu, la averiguaré yo" terció Dolores.


Sobre esta noticia

Autor:
Berta Aramburu (5 noticias)
Visitas:
960
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.