Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Unos temidos exjefes paramilitares pueden salir de prisión en Colombia

13/08/2014 04:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Unos 160 exparamilitares, entre ellos temidos exjefes de estas bandas de derecha responsables de crímenes atroces, pueden quedar en libertad en Colombia en los próximos días, justo cuando el gobierno y la guerrilla FARC debaten sobre las víctimas del largo conflicto armado en el país.

Tras ocho años en prisión, varios excomandantes de bloques paramilitares, formados en los años 1980 para enfrentarse a grupos insurgentes como las FARC, pueden recobrar su libertad a partir de agosto, después de haber cumplido la pena máxima contemplada en la ley 975 de 2005, dijeron a la AFP fuentes de la Fiscalía. Esa norma, aprobada durante el gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010), brindó beneficios procesales a quienes abandonaran voluntariamente las armas.

Aunque algunos de estos excombatientes quedaron libres en diciembre del año pasado, a partir de este mes se espera que lo hagan exjefes como Freddy Rendón, excomandante del Bloque Élmer Cárdenas, que operó de 1995 a 2006 en la región del Urabá (noroeste); y Ramón Isaza, líder del Bloque Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio (noroeste), activo de 1992 a 2006.

Al grupo de Rendón, hermano de Daniel Rendón, alias 'Don Mario', un narcotraficante extraditado a Estados Unidos, se le atribuyen 18 masacres, mientras que al liderado por Isaza, 11, según el estatal Centro Nacional de Memoria Histórica, que contabiliza centenares de muertos por sus acciones.

También pueden recobrar su libertad en los próximos días Jorge Iván Laverde, exjefe del Frente Fronteras del Bloque Catatumbo (noreste), e Iván Duque, exjefe político del Bloque Central Bolívar (noroeste).

Entre 2003 y 2006, unos 32.000 integrantes de milicias paramilitares se desmovilizaron masivamente en acuerdo con el gobierno. De éstos, unos 28.000 "patrulleros rasos" no fueron detenidos, explicó a la AFP Héctor Moreno, coordinador de la Unidad de Justicia Transicional, encargada de este tema en la Fiscalía.

De los cerca de 4.000 restantes, unos 1.700 están presos, al haberse acogido voluntariamente a la norma 975, conocida como Ley de Justicia y Paz, por haber cometido "homicidios, desplazamientos forzados, masacres y desapariciones", agregó Moreno.

Más sobre

Para Gustavo Gallón, director de la ONG Comisión Colombiana de Juristas, la inminente liberación de estos exlíderes paramilitares preocupa a muchas víctimas. "Personas que representamos, que están en diversas partes del territorio, temen el regreso de quienes han ejercido el poder ilegal allí, que tienen gente que los apoya y una capacidad coercitiva fuerte", señaló a la AFP.

- Otras condiciones -

Pese a que la ley 975 contempla ocho años de pena máxima para quienes fueron aceptados para acogerse a ella, la norma establece además otras condiciones para salir de prisión. "No es una salida automática. Primero, tendrían que acreditar que cumplieron los años de privación de la libertad", aseguró Moreno. "Segundo, (...) que cumplieron con los demás requisitos, como haber contribuido al esclarecimiento de la verdad, haber ofrecido bienes con fines de reparación a las víctimas, no haber incurrido en delitos posteriores o haber tenido buena conducta en el establecimiento carcelario", añadió el funcionario.

Por eso, la decisión sobre su excarcelación la toma un grupo de magistrados especiales para Justicia y Paz, compuesto por 15 personas en todo el país. "Cuando se presenta el primer requisito (cumplido), se convoca a una audiencia en donde la magistratura y la Fiscalía fijan su posición. Finalmente, el magistrado decide", indicó Moreno.

El conflicto armado colombiano, en el que durante más de medio siglo han participado guerrillas de izquierda, paramilitares de derecha, agentes del Estado y bandas criminales, ha dejado hasta ahora 220.000 muertos y 5, 3 millones de desplazados, según las cifras oficiales.

- Ataques contra la población civil -

En su combate contra las guerrillas, los grupos paramilitares cometieron cientos de crímenes atroces contra la población civil, especialmente en las zonas rurales.

Esas milicias tejieron, además, alianzas con sectores militares y políticos, lo que ha llevado a prisión a decenas de exparlamentarios y exgobernadores.

Para poner fin a la violencia, el gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas), el principal grupo insurgente de Colombia, negocian en La Habana un acuerdo de paz desde noviembre de 2012, que el martes comenzó a abordar la reparación integral de las víctimas.

Tras la última desmovilización masiva en 2006, remanentes de paramilitares siguieron delinquiendo y, según las autoridades, se organizaron en bandas criminales, como Los Urabeños y Los Rastrojos, responsables del envío anual de toneladas de cocaína hacia Centroamérica y a los cárteles mexicanos de drogas.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
653
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.