Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lila Luz Del Mar escriba una noticia?

Regímenes de salud

31/08/2009 02:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando los estados facilitan la integración de los subsistemas de salud se promueve la libre empresa y se evita el colapso de los subsistemas estatales

En los estados modernos la seguridad social se encarga de los siguientes programas:

  • Atención Médica, Hospitalaria y Cirugías (incluyendo servicios odontológicos, laboratorios y todos los medios de diagnóstico).
  • Programa de Medicamentos
  • Programa de Riesgos Profesionales
  • Programa de Maternidad
  • Programa de Invalidez, Vejez y Muerte.

Algunos estados ofrecen un sexto programa:

· Programa de Prestación por Pérdida del Empleo

Es obvio que las prestaciones de cada programa dependen del índice de desarrollo humano del estado que brinda la cobertura.

Constitucionalmente y por ser miembros de la Organización Mundial de la Salud todos los estados de la ONU se comprometen a brindar atención médica de forma universal, estando igualmente las coberturas de las prestaciones restringidas al poderío económico de la nación que la oferta.

Es así, como algunos estados tienen dos o tres subsistemas de salud que en teoría garantizan la atención médica a todas las personas comprendidas en su territorio nacional y que, igualmente en teoría, evitan que en pleno siglo XXI haya personas que pierdan la vida o vean seriamente disminuido su estado de salud por falta de la atención médica precisa y eficaz en tiempo y espacio.

Tanto los dos como los tres subsistemas están basados en regímenes solidarios donde deben hacerse aportes en proporción a los ingresos obtenidos. Aclaremos que la mayoría de las veces los estados limitan la universalidad en la concesión de la cobertura al primero de los programas y solo en casos excepcionales a los dos primeros, es decir, a los programas de atención médica, hospitalaria y cirugías y al programa de medicamentos.

Hasta aquí puedo hablar de manera colectiva, en adelante me limito al caso que conozco, el de la República de Panamá.

El sistema de sanidad en Panamá se denomina Sistema Integrado de Salud, está compuesto por la Caja del Seguro Social, Hospitales, Policlínicas y Centros de Salud del Ministerio de Salud y Hospitales, Policlínicas, Centros de Salud Particulares y Aseguradoras Particulares.

La afiliación al subsistema de la Caja de Seguro Social es obligatoria para todo trabajador o trabajadora. El pago de una sola cuota da derecho a la participación en los cinco subsistemas (no existe nada parecido a prestaciones por desempleo). La afiliación da derecho a iguales coberturas para el asegurado o asegurada, para su cónyuge y para los hijos o hijas hasta los 18 años si no estudian y hasta los 25 años cuando sí lo hacen y de por vida en caso de que estos hijos o hijas estén incapacitados permanentemente. Es el sistema al que obviamente todos aspiran a pertenecer, pero que lamentablemente por causas diversas, entre ellas, la vista gorda de las autoridades para con empleadores explotadores, el autoempleo, el subempleo, y las economías sumergidas, entre ellas la de la mano de obra inmigrante no es posible en un porcentaje importante de la población estar cubierto por este subsistema. Por la temporalidad de algunos empleos puede entrarse y salirse de él durante la edad hábil ya que al dejar de cotizar, se deja de tener derecho a los tres meses de pagar la última cuota en los programa de atención médica, hospitalaria y cirugías, medicamentos, riesgos profesionales y maternidad, quedando eso sí, cubierto por el programa de Invalidez, vejez y muerte en proporción a los aportes hechos hasta la fecha.

Las instalaciones del Ministerio de Salud dan cobertura a la población no asegurada que lo requiera en los programas de atención médica, hospitalaria, cirugía y medicamentos. Los cargos hechos por lo servicios prestados se basan en el ingreso declarado por el paciente, de manera que previa evaluación social se le exonera de costos cuando el paciente declara ser insolvente de manera permanente o se le hace llenar un compromiso de pago en caso de que su incapacidad económica sea temporal. Las exenciones de costos son asumidas por los presupuestos generales del estado. Si el o la paciente es asegurado o beneficiario del Seguro Social y por la razón que sea tuvo que usar este subsistema, llenando un formulario se transfiere la reclamación del pago del Ministerio de Salud a la Caja de Seguro Social y viceversa, si un paciente no asegurado ha sido atendido en las instalaciones de la Caja de Seguro Social, ésta le hace el reclamo de la cuenta al Ministerio de Salud.

En República de Panamá los médicos de cualquiera de los tres subsistemas pueden cursar recetas y órdenes de exámenes de laboratorio a ser realizadas en cualquiera de los otros dos

Ambos subsistemas cuentan con modernos equipos, consolidados profesionales, hospitales de vanguardia. La principal queja es el tiempo de espera en la asignación de las fechas de consulta. Para medicina general debe sacarse cita el mismo día que se desea atender, lo cual se consigue no sin exasperantes filas, pero para medicina especializada, dependiendo de la especialidad o del instrumental requerido puede tardar entre una semana (ginecología, sicología, etc), un mes (siquiatría, cardiología), o exagerados períodos hasta de tres meses (resonancia magnética nuclear, cirugías mayores). El hecho es que no pocas veces los hospitales del Ministerio de Salud, manejados por Patronatos suelen dar menores tiempos de espera.

El subsistema de atención particular está muy extendido y variado tanto en servicios como en capacidad de prestaciones. Pueden encontrarse consultas desde los dos dólares (1, 25 euros) hasta los 100 dólares (60 euros) para medicina general, todos los sitios con la asepsia requerida y variando solo el precio por la ubicación de la clínica y los acabados decorativos y desde los cinco dólares (3, 50 euros) hasta los 300 dólares (225 euros) por consulta los especialistas.

Los médicos de cualquiera de los tres subsistemas pueden cursar recetas y órdenes de exámenes de laboratorio a ser realizadas en cualquiera de los otros dos. Es decir, por no esperar una cita de tres meses, por ejemplo, un asegurado o asegurada puede optar por ir a una clínica particular, su médico o médica enviarle pruebas de laboratorio que decide hacerse en los laboratorios del Ministerio de Salud y sacar las medicinas en Caja de Seguro Social si es asegurado. Otro ejemplo es la madre que lleva al bebé a urgencias del Ministerio de Salud, hace la prueba de laboratorio en Caja de Seguro Social y compra la medicina en una farmacia particular.

República de Panamá no tiene un sistema de salud perfecto. Hace tres años la compra de un medicamento por parte de las farmacias de la Caja de Seguro Social en las que se dio control deficiente produjo la muerte de varios asegurados y la invalidez de otros tantos, igual años atrás se había producido una desgracia en una dependencia del Ministerio de Salud, el Instituto Oncológico, por falta controles al realizar cambios en las bombas de cobalto, sin embargo, la población quiere, respeta y protege a sus instituciones evitando sobrecargarlas innecesariamente por el simple hecho de que “tienen derecho de ser atendidos”, esto no solo ha favorecido un fortalecimiento de infraestructuras sino un mayor empleo de los profesionales de salud en el sector particular que de otra forma no habrían podido ser absorbidos en su totalidad por el Estado.

Como última reflexión: aunque lo parezca, las arcas de los estados no son infinitas, cada persona que teniendo derecho a una prestación decide voluntariamente pasar de ella porque puede obtenerla de igual calidad por poco precio en otro lugar contribuye al ahorro necesario para que los sistemas no colapsen en el futuro. Pensar no solo en el programa de atención médica, hospitalización y cirugías y en el de medicamentos que como hemos demostrado pueden y deben repartirse en tres subsistemas sino en los más costosos, en los de invalidez, vejez y muerte. Un último ejemplo: un señor cotiza veinte años, en ese tiempo se accidenta dos veces y cobra el riesgo profesional por un total de dos años, cobra pensión de vejez durante treinta años y al morir le deja a su viuda una pensión diez años más. Esa viuda por cierto dió a luz a un hijo y una hija y cobró el subsidio de maternidad por un año y por sus trastornos geriátricos toma medicamentos por el orden de 90 dólares mensuales incluidos todos en el cuadro básico del seguro social. ¿Suena lógico que con su pensión mínima de trescientos dólares mensuales aún se queje porque el programa de vejez solo le reconoce el 50% del costo de sus gafas?. También mueve a risa, pero ha sucedido: una anciana que había cotizado 25 años y cobrado pensión de vejez durante treinta denuncia airadamente que el seguro social es una porquería porque su médico se negó a extender receta a su nombre para que ella pudiera sacarle los antibióticos a su perro.

No lo sé, para mí la labor no ha de ser exigir al seguro más de lo que ya da, sino a los empresarios la inclusión de todos los trabajadores en planilla, porque a menos que la siguiente generación tenga más cotizantes que la anterior, los sistemas de seguridad social con tantas coberturas son insostenibles, de hecho, no son pocos los economistas neoliberales que recomiendan no se inscriba nunca a los trabajadores sumergidos aunque haya que pagarles la atención médica universal porque así se garantiza no tener que pagar pensiones y subsidios más adelante y que el que los quiera compre seguros privados. Este tipo de razonamiento, incluso, se apoya en que todos trabajamos y la riqueza que producimos alimenta al estado primordialmente en el impuesto de ventas, tengamos contrato laboral y paguemos seguro social o no. Yo lo veo aberrante y sigo exigiendo que se persiga al empleador fraudulento, pero mientras ese glorioso día llega, doy gracias a Dios por el Sistema Integrado de Salud panameño.


Sobre esta noticia

Autor:
Lila Luz Del Mar (22 noticias)
Visitas:
2438
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.