Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rigoberto escriba una noticia?

Una reforma tributaria para el porvenir

07/05/2009 20:37

0 Este artículo fue publicado a inicios del Gobierno de Mireya Moscoso, pero el mismo cobra actualidad con la elección de Ricardo Martinelli como Presidente de la República.

0

El gobierno de Mireya Moscoso ha dejado claramente establecido que uno de sus objetivos es acometer la tarea de implementar una reforma tributaria, con el ánimo de simplificar el sistema de recaudación de impuestos.

Algunos sectores económicos, se han opuesto a la implementación de la reforma tributaria, porque consideran que la desaceleración que ha experimentado la economía panameña en los últimos meses se acentuará más.

Contrario a estas opiniones negativas, consideramos que es el momento para que el Gobierno estremezca al país, pues un estancamiento general ha hecho presa de Panamá. El propósito es provocar las necesarias reformas del sistema tributario y de los sistemas de previsión social, así como modernizar a la sociedad panameña.

Bajo este esquema, la reforma tributaria impulsaría el desarrollo económico y se reduciría el desempleo.

Los componentes de esta reforma tributaria deben concentrarse en reducir la carga tributaria de los contribuyentes, lo cual debe incluir la reducción del impuesto sobre la renta a las personas naturales y jurídicas, así como la tributación de solo la mitad de las ganancias obtenidas por dividendos, lo que hará que Panamá sea más atractiva para los inversionistas extranjeros. Para estos propósitos, las tasas del impuesto sobre la renta y los montos exentos del mismo deben ir disminuyendo gradualmente. Esta sería una señal clara para la industria del país y a la vez un motor turbo para los balances de las empresas.

El incremento de las ganancias de las empresas y un mayor poder adquisitivo de la población, son las condiciones para aumentar el crecimiento económico, tal como ha quedado demostrado en varios países europeos desde hace algún tiempo.

La importante señal que Panamá emitirá con la reforma tributaria, afectará de manera múltiple las decisiones de inversión de las empresas internacionales. Se sabe que esas decisiones no son espontáneas, pero tampoco se deben subestimar los ‘‘factores blandos’’. Lo que rige para la política interna también tiene validez para la percepción de Panamá en el ámbito internacional.

La reforma tributaria que debe emprender el gobiernto de Ricardo Martinelli se fundamentará en los principios que se reseñan en este artículo.

Por otra parte, el auge que se iniciará implicaría también un claro descenso del desempleo. El Gobierno debe iniciar ‘‘el pacto por el empleo’’, como principal instrumento para mejorar la situación en el mundo laboral. En esa mesa redonda participarían representantes del Gobierno, de las asociaciones empresariales y de los sindicatos, con el fin de aumentar el empleo y mejorar la competitividad de las empresas panameñas. El acuerdo de las partes sobre una línea directiva para los convenios colectivos orientada al empleo, abrirá nuevos espacios para más inversiones, mayor crecimiento y, con ello, incremento del empleo.

El auge de internet y las nuevas tecnologías se debe convertir en un tema central de la labor de Gobierno, a fin de presentar en la legislatura un proyecto de ley que facilite el comercio electrónico. Para contrarrestar la carencia de expertos en el sector de la tecnología de información, se debe permitir –mediante procedimientos ágiles y expeditos– que especialistas de otros países puedan trabajar en Panamá.

Otro proyecto de reforma que debe incluir el Gobierno, se refiere a las jubilaciones, que se enfrentan a serios problemas demográficos. Es necesario asegurar los fundamentos de la previsión para la vejez. El actual seguro de jubilación basado en que las cuotas de la población activa bastan para cubrir las jubilaciones, ha llegado a sus límites. Con el fin de alcanzar un consenso social amplio sobre la futura previsión para la vejez, se deberá discutir con la oposición los detalles de la reforma de las jubilaciones.

Sin embargo, el objetivo político principal del Gobierno deberá ser el de salir de la ‘‘trampa de la deuda pública’’. Actualmente, el endeudamiento del presupuesto se eleva a casi 700 millones de dólares por año, y el 20% del presupuesto se destina al pago de la deuda externa, lo que acarrea enormes pagos de intereses. El Gobierno debe iniciar un estricto programa de consolidación para poder presentar un presupuesto que no consigne deudas.

Con la aprobación de este paquete de reformas, el Gobierno estará impulsando la modernización de la industria, de la sociedad y del Estado en Panamá, eliminando el ‘‘atasco de las reformas’’ heredadas del pasado.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en