Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dshopping escriba una noticia?

Cinco razones para comprar en tiendas vs. compras online

11/06/2013 14:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

+ Agrega tu Blog de moda, Fashion, Outfit…

No se si os sucederá como a mi, pero pasan las semanas, el día a día se come el tiempo y la ruta de tiendas que antes era un hobby ahora se convierte en algo casi por necesidad. Todo esto unido al hecho de que con el desarrollo de la compra online, parece como que en la web hay más ropa que en la tienda física, es más fácil conseguir una talla o sencillamente tenemos más tiempo (o es más fácil ajustar nuestros tiempos) para repasar las colecciones completas. Aún así, sigo pensando que para las que les gusta comprar, el acto de la compra en tienda tiene cualidades que le faltan a la compra online. Y aquí traigo cinco razones para apoyar mi teoría.

1. La emoción de preguntarle a una dependienta si puede haber en el almacén la talla que buscamos. Y esperamos a venga como ansiosas, mirando lo que tiene en la mano. Porque si trae nuestra prenda habrá victoria. Pero entonces parece que el almacén está en Siberia porque tarda y tarda. Y tu allí esperando. Y entonces la ves venir a lo lejos con tu vestido. Y ya te lo tienes que llevar aunque no te guste, porque encima que has hecho a la pobre mujer bajar al subsuelo del centro comercial a por la talla, no vas a volver a dejarlo allí. Ya si eso lo descambias otro día.

image

2. El Culo-veo, culo-quiero. Creedme, eso no pasa en casa. Vas por la tienda, o mejor, estás en la cola ya para pagar y de repente ves a alguien con una prenda monísima colgada del brazo. Piensas ‘maldita, de dónde has cogido eso que yo no lo he visto’ y un impulso te obliga a dejar la cola, esa en la que llevabas 15 minutos, para ir en busca de ESA prenda. Después de estar media hora dando vueltas por la tienda, se te había escapado. Otro punto positivo para la compra presencial.

image

3. La Satisfacción inmediata. Estamos educados en la sociedad del consumo rápido, y lo esperar cada vez lo llevamos peor. Por eso, aunque los plazos de envío son en muchos casos un par de días mal contados, hay veces en que necesitamos YA esa prenda. Porque tenemos un evento esta noche y acabamos de caer en que no tenemos nada que ponernos. Porque necesitamos YA una solución para nuestro armario, que a pesar de estar lleno de ropa no nos sirve nada. O porque has tenido un mal día y quieres darte un capricho, o porque has tenido uno bueno y hay que celebrarlo. El efecto bolsita en mano solo se consigue en la tienda física.

4. El Mix & match. O lo que es lo mismo, yo iba a por un pantalón y terminé llevándome el conjuntito completo. Evidentemente es mucho más fácil combinar una prenda teniéndola delante, además de que en la tienda, los chicos de marketing suelen facilitarnos la tarea contetualizando la prenda y colocándole al lado esa sandalia que le va tan bien o ese bolso que remata el conjunto. Para mi una de las principales carencias de la compra online es la presentación de la prenda, demasiado fría, y que en muchas ocasiones no hace justicia a la prenda en cuestión. De hecho, al menos en mi caso, suele ser habitual que cuando me decida a comprar algo online, lo haya visto en la tienda antes, y las veces que no ha sido así, el resultado no ha sido del todo satisfactorio. Los largos no se ven igual, ni los cortes, ni los tejidos.

image

5. La inestimable colaboración de esa voz anónima que te dice lo mono que te queda el modelito cuando estás en el probador. Puede que sea la dependienta (dejemos a un lado el asunto sinceridad en estos momentos, porque daría para otro post), la acompañante que espera a la puerta de otro de los probadores o tu propia guardia pretoriana fashionista. Personalmente, lo odio, y me resisto a salir de la cortina en la medida de lo posible, pero con esto de la crisis, a los mini pisos les ha seguido los mini probadores, y no hay manera de guardar la intimidad. Aunque pensándolo mejor, relacionado con los probadores, la principal ventaja de la compra presencial es poder rebuscar en el perchero de la salida de los probadores lo que han dejado las demás… Que levante la mano la que no termina echando una mirada rápida de reojo con la esperanza de encontrar su pequeño tesoro.

… y en definitiva, porque es un rato de ocio, de compartir con tus amigas, tu novio, tu hermana o tu madre, y porque es algo más que simplemente una transacción comercial. Llamadme romántica, pero me gusta ir a comprar.

Vosotras, ¿de qué bando sois? ¿Desde que conocisteis la compra online no pisáis una tienda, salvo para recoger el paquete?

VISITA MAS ARTÍCULOS DE MODA EN PORTADA

SIGUENOS EN TWITTER Este es un Artículo Original de Cameron, si te ha gustado visita su blog:

Cinco razones para comprar en tiendas vs. compras online


Sobre esta noticia

Autor:
Dshopping (1158 noticias)
Fuente:
d-shopping.net
Visitas:
7390
Tipo:
Reportaje
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.