Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog 20 minutos - Animales en adopcion escriba una noticia?

La protección animal merece tener al menos un diputado en el Congreso

06/05/2016 04:14 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Una activista antitaurina en Tordesillas. (JORGE PARÍS)

El voto es secreto y hay muchos que se lo toman al pie de la letra. Abundan los que no gustan de contar que andan votando. Ni siquiera con amigos o familiares con los que sobra la confianza. Tal vez por evitar discusiones, ser etiquetados o tener que reconocer el haber errado con aquellos en los que depositaron su confianza en forma de papeleta. Están en su derecho, claro está.

Mi gremio es especialmente pudoroso en ese punto. A los periodistas nos cuesta especialmente confesar lo que votamos. Bueno, hay bastantes a los que, aunque no lo digan, se les sabe o se les supone con un grado razonable de certeza. Pero os aseguro que en una redacción eso de a qué vota cada cual es normalmente secreto, secretísimo. Puedes saber de tu compañero las filias que le ponen o su truco para hacer una bechamel de estrella Michelin, pero es difícil que diga abiertamente a qué partido apoya.

Por la independencia, por informar sin etiquetas, sin ser cuestionado por tanto, sin que se supongan resabios u oscuras intenciones. Es completamente lógico. Pese a lo profesional que uno sea (y por denostado que esté mi oficio está lleno de buenos profesionales), mejor no jugársela con los lectores, los compañeros, los jefes y las fuentes. Probablemente hacen bien. Pero las princesas se siguen tirando pedos y los periodistas votan.

Yo soy periodista y voto, siempre lo he hecho y nunca lo hecho en blanco. No siempre estando lo debidamente informada, lo reconozco. Llevo votando sin falta y con muy poca fidelidad desde los dieciocho años, siempre a partidos minoritarios, partidos de corte verde que nunca lograron ninguna representación. Aún recuerdo las peloteras con mi suegro, que decía que tiraba mi voto, que defendía con pasión el voto útil. Yo siempre contestaba que al menos jamás me había sentido estafada por aquellos a los que había votado, que era más de lo que podía decir él.

No creo que ninguno de mis votos se tirase a la basura como él decía, tampoco quiero caer en la trampa del voto útil.

imageEn las últimas legislaturas he votado a un partido pequeño que cada vez es menos pequeño, que duplica apoyos en cada legislatura, que tal vez acabe logrando alguna representación. Un partido que obtuvo el diciembre pasado 219.191 votos en el Congreso y más de un millón en el Senado (en el Senado la gente vota libre de la presión del voto útil, "total, como el Senado no vale para nada" piensan). Un partido que tiene la defensa de los animales por bandera.

"¿Es que quieres a Silvia Barquero como presidenta de Gobierno?", me preguntaron una vez. Claro que no, ni Silvia está al frente de Pacma con esa intención. Pero tener al menos una voz en el Congreso que dé voz a la protección animal, sería de muy agradecer. Uno entre 350. ¿De verdad suena tan disparatado? Ya está sucediendo a nuestro alrededor. El partido animalista portugués tiene un diputado, en Holanda hay dos diputadas, una eurodiputada y un senador.

Yo voto porque creo que la protección animal merece tener al menos un diputado que la tenga como prioridad. Cierto, hay muchas otras prioridades, pero nuestro país tiene una tradición de maltrato animal, hay tanto sufrimiento a diario, se hacen tantas cosas mal, que no deberíamos olvidarnos de los que no tienen voz ni voto.

Os animo a leer la entrevista que mi compañero Ángel Calleja ha hecho a Silvia Barquero y el reportaje Pacma: el milagro del millón de votos con solo 15.000 euros para hacer campaña.

También El último programa electoral de Pacma, que no creáis que únicamente se ocupa de los animales. El primer apartado sí está centrado en ellos, pero el segundo se ocupa del medio ambiente, el tercero de crear un nuevo marco político, el cuarto de economía, empleo y vivienda, el quinto de sanidad y educación, el sexto de cultura y tendencias y el séptimo de políticas de igualdad. Muchas muy poco desarrolladas, es cierto, pero suficiente para ver claras sus intenciones en otros ámbitos.

Y os recuerdo también las medidas relacionadas con la protección animal en los programas del resto de partidos para las elecciones de 2015. El mejor, el más completo era el de Izquierda Unida. Alberto Garzón además es el único líder de partido 'grande' que está en la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales (APDDA). Mi duda ahora es cómo quedará el programa conjunto que elaboren para las próximas elecciones en materia de protección animal. Pero ese nuevo programa es otro tema del que ya habrá post, igual que lo habrá de APDDA.

image

Y para acompañar este post os traigo a Jack, un perro maltratado que este mes cumplirá cinco años. Es un perro impresionante y realmente agradecido. Estoy convencida de que a Silvia Barquero le encantará que acompañe un post sobre su partido.

imageLlegó a nuestro refugio en un estado lamentable, de hecho una compañera ha tenido que tenerlo varios meses en su casa para hacer rehabilitación con él, del estado físico y psicológico en el que llegó.

Una de las secuelas de este maltrato es uno de los ojitos de Jack (se puede ver en las fotos), no ha perdido la visión del todo en él, pero se ha quedado dañado para siempre.

Gracias a los meses que ha estado fuera del refugio desde que llegó, ahora se encuentra completamente rehabilitado y recuperado, es un perro completamente normal, sociable, y cariñosísimo con nosotros, los voluntarios.

Me da mucha pena cada vez que lo veo solito, en su caseta tan pequeña.Es un perro atlético, fuerte y con mucha vitalidad y dentro del refugio, con nuestros pocos recursos, no podemos darle todo lo que él necesita.

Y deseo que los restantes que le quedan por vivir sean rodeados de una verdadera familia, con todas las letras, que le haga olvidar completamente su pasado, y creer que no todos los humanos somos malos ...

Espero que Jack no tenga que soportar el duro verano del refugio. Queremos un futuro para él repleto de largos paseos, de chuches, de juegos, de caricias y palabras bonitas. Queremos un futuro para él que le haga olvidar los golpes, los gritos y el miedo.

Contacto: Protectoraelbuenamigo@gmail.com


Sobre esta noticia

Autor:
Blog 20 minutos - Animales en adopcion (1220 noticias)
Fuente:
blogs.20minutos.es
Visitas:
343
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.