Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pistonudos escriba una noticia?

¿Porqué no ha triunfado el Toyota GT 86?

12/06/2017 08:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Pocos modelos suscitaron tanta expectación entre los aficionados como el GT 86 (y su alter ego, Subaru BRZ), era el coche que muchos esperaban, y sobre el papel lo tenía todo para triunfar: coupé 2+2 de linea estilizada, propulsión trasera, un chasis muy elaborado con un centro de gravedad bajísimo, motor bóxer con 200 CV, un precio razonable... Es un homenaje al Corolla AE86 de los 80, y en Japón se llama "86" (hachi-roku) a secas. Los escapes tienen 86 mm de diámetro, lo mismo que los cilindros.

Es muy agradecer el esfuerzo que hicieron Toyota y Subaru invirtiendo en el desarrollo del GT 86, un coche halo de esos que no siempre aportan beneficios, pero que demuestra que en esas marcas hay gente a la que le gustan los coches. Con el GT 86 Toyota ofrece su visión particular de lo que debe de ser un coche pensado para el conductor y accesible: un coche enfocado al placer y la diversión de conducción, algo así como el Mazda MX-5 Coupé que muchos han soñado siempre... Toyota se asoció con Subaru, que aportaría su motor boxer de cuatro cilindros y dos litros.

La idea era diseñar un coche razonablemente ligero y con motor de potencia suficiente. Renunciando a la sobrealimentación -por su complejidad- se conseguiría una entrega de potencia progresiva, y para poder alcanzar los 200 CV con un dos litros aspirado, Toyota desarrolló un sofisticado sistema de doble inyección -directa a bajas revoluciones, e indirecta a alto régimen- que, en teoría, debía permitir una razonable elasticidad a bajas vueltas, y al mismo tiempo, un motor vivo que pudiera girar muy alto de vueltas.

Un chásis muy elaborado, y su compacto motor boxer situado muy retrasado y bajo pondrían la guinda con un comportamiento divertido, neutro y a la vez, muy predecible...

image

image

¿Cómo es el GT86?

El GT 86 tiene todo lo que un pistonudo necesita para divertirse al volante, y para un uso diario razonablemente cómodo: un comportamiento fantástico y entretenido, unas plazas delanteras amplias y cómodas, dos plazas traseras de emergencia, un tacto "de la vieja escuela", un maletero relativamente amplio -para ser un coupé bajito-, un precio relativamente accesible...

La estética agresiva y muy seductora pone la guinda et voilá, ya tenemos el coche perfecto para el pistonudo joven, que aprecia las bondades de una arquitectura perfecta y un tacto de conducción muy refinado a la vez que analógico, muy de la vieja escuela.

¿Pegas? En realidad, muy pocas: El motor no es un tiro -especialmente a medio régimen-, pero anda lo suficiente, y la habitabilidad trasera es muy justa para dos adultos, especialmente si los ocupantes de los asientos colocan los asientos un poco atrás, pero nadie en su sano juicio esperaría buena habitabilidad trasera en un coche así de propulsión trasera.

¿Y donde está el problema, porqué no se vende más?

El problema es que el cliente tipo del GT 86 debe de cumplir una serie de requisitos difíciles de encontrar en una misma persona: en primer lugar, debe de ser alguien que no necesite la practicidad y las plazas traseras "para adultos" de un compacto, o bien, que pueda permitirse un segundo coche. Además, debe de ser lo suficientemente pistonudo para entender que la potencia y prestaciones del GT86 son más que suficientes, y por supuesto, debe de ser aficionado a usar la palanca de cambio ya que el motor del GT 86 no tiene el par a bajo y medio régimen de las hoy habituales mecánicas sobrealimentadas. No obstante hay una versión automática, poco recomendable.

Más sobre

image

Por otro lado, debe de tener cierto poder adquisitivo para comprar un coche que ronda los 30.000 euros, y no pertenece a una marca considerada "premium"... y por último y quizás más importante, debe de tener un corazón joven para enamorarse de una estética muy agresiva, juvenil y expresiva, que llama mucho la atención...

En resumen, los clientes a los que les gusta el GT 86 tal y como es deben de ser pistonudos, jovenes -al menos de espítritu-, no tener que transportar con frecuencia a más de un amigo/a, ni tener demasiadas necesidades de espacio, deben de tener suficiente dinero, y además, no estar demasiado condicionados por la "marquitis"... ¿Conocéis a muchos que cumplan estas condiciones?

Otro detalle a tener en cuenta es que el público objetivo de este tipo de coches no dispone del mismo poder adquisitivo que en épocas recientes, y tiende a adquirir coches con un carácter práctico superior

Para que el GT 86 hubiera tenido el éxito deseado entre el público joven, tendría que haber sido bastante más barato -el MX5 por ejemplo dispone de versiones de acceso mucho más accesibles-, ya lo sé, es difícil, pero es que 30.000 euros es mucho dinero. Y además, son muchos los jóvenes que piensan que 200 CV no son suficientes, y que para que un coche mole, tiene que haber sido fabricado en cierto país centroeuropeo que ya no hace coches de este tipo... Una versión básica tendría menos potencia, nada descabellado hace solo 10 años, antes de la dictadura de los turbos.

image image image image

Personalmente, creo que hubiera sido mucho más acertado optar por una estética más elegante y clásica, un diseño enfocado a los pistonudos más maduros, -que al fin y al cabo, son los que pueden gastarse 30.000 euros en un deportivo 2+2-. Sé de lo que hablo porque conozco bien a la clientela del MX-5, un cliente que aunque un poco menos racing, sí coincide en muchos aspectos con el cliente potencial del GT 86. Mi experiencia me indica que nueva generación del MX-5 -con un diseño mucho más agresivo y expresivo que el de anteriores generaciones-, Mazda ha conseguido captar a una clientela mucho más joven, mientras que los maduritos prefieren el diseño más clásico y discreto de las generaciones anteriores del roadster japonés.

Por eso, creo que el gran error del GT 86 es su estética, demasiado enfocada al cliente joven. No es que no tenga un buen diseño -que el restyling se ha encargado de estropear un poco-, al contrario, el GT 86 original era un coche realmente atractivo, con unas formas muy interesantes en su parte delantera y una silueta y proporciones muy acertadas, es solo que su diseño estába demasiado enfocado a la agresividad y expresividad.

En mi opinión, el GT 86 debería de haber optado por un estilo más relajado y clásico, creo que de esta forma hubieran llegado a un público más maduro -y por ende, con mayor poder adquisitivo-, y no creo que un diseño más limpio y clásico le hubiera restado ventas entre los jóvenes, porque los jóvenes pistonudos también gustan de los diseños clásicos y bien proporcionados. Y para ilustrar mi idea, me he permitido el atrevimiento de hacer un boceto rápido de mi idea del GT 86, con unas proporciones que encajarían en el empaquetamiento del GT 86, y -no lo niego- muy inspiradas en el precioso 2000GT.

image

image

image

¿Y tú, qué opinas? ¿Hubiera sido mejor que el GT86 tuviera un diseño más limpio y clásico?


Sobre esta noticia

Autor:
Pistonudos (307 noticias)
Fuente:
pistonudos.com
Visitas:
7182
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.