×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Josefasuarez350Miembro desde: 10/03/18

Josefasuarez350
613
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    25.419
  • Publicadas
    9
  • Puntos
    50
Veces compartidas
5
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
18/05/2018

¡Dios Mío!, ¡Dios Mío!, son las exclamaciones de los venezolanos en el día a día, cuando van a hacer las compras para cubrir la canasta alimenticia,

Violeta

¿Bolívar fuerte, economía fuerte?.   El Banco Central de Venezuela, en uno de sus últimos trípticos presentó la nueva familia de billetes y monedas, y en la parte superior de dicho folleto de leía:  Bolívar fuerte, una economía fuerte.  Un bolívar fuerte, un país fuerte.

    ¡Dios Mío!, ¡Dios Mío!, son las exclamaciones de los venezolanos en el día a día, cuando van a hacer las compras para cubrir la canasta alimenticia, que según estadísticas está en 75 millones de bolívares, con una superinflación de 15.000 %. El tríptico está perfecto, según opinión de una economista y un diseñador gráfico, pero lo único que queda de la palabra fuerte (en dorado) como la parte exterior del anillo que encierra la moneda es la frase: Un país fuerte. Para resistir esta tirano-cracia, para resistir la mentira diaria de los dirigentes bolivarianos del siglo XXI, que no viven en la Venezuela actual sino en otra dimensión.   

La familia de billetes fue 100 Bs., 50, 20, 10, 5 y 2 Bs., desapareciendo con los ensayos económicos y monetarios del régimen, esta familia de billetes salió con fecha de 1º de Enero del 2008, todavía viven el billete de cien, que fue transformado posteriormente en uno de cien mil. A partir del nacimiento de estos billetes y monedas, los representantes del Edo. Venezolano, comenzaron una especie de novela, los capítulos eran ensayos, a ver si la pegaban: Cap. 1: Salir de los billetes llevados a los bancos. Cap. 2: Esperar nuevos billetes impresos que cada vez se retrasaban más. Cap. 3: Usa nuevamente los billetes mientras están listos los otros.    Ya los venezolanos no tenían ese efectivo, y si alguno lo tenía para efectos de intercambio comercial, de circulación y transporte, cancelaciones, no se podían usar esos billetes, pues no se recibían. Una vez llegó mi amiga Melvis furiosa con el conductor de la buseta, pues no le quiso recibir el pago con los billetes que le costó conseguir con su jefe, además le ordenó salir de la buseta, ella como mujer inteligente le dijo: “Lo siento, ahora me voy de gorra” (gratis), pues el Presidente dio una contra orden de que si se pueden usar esos billetes, y se sentó en dicha buseta.

La revolución se tragó a Venezuela

   Días después, me visitó la madre de ella, Luz María, y estaba muy preocupada por sus hijas, y me contó lo siguiente: Un día que fueron al mercado, y encontraron el Kg. de azúcar en 150.000 Bs. y todos los productos básicos más o menos por ese precio, una de las hijas se alarmó tanto que enfermó. Ella les dijo: “Deben olvidar cuánto costaba un producto y cuánto cuesta ahora, si no quieren enfermar del corazón, o se van a morir como unas pendejas, pues ya hay bastantes muertos por la falta de medicinas”. ¿Qué te parece, Violeta, en Oriente, todo sube día a día. De este diálogo, hace algún tiempo, pero este año los precios suben de la mañana a la tarde. La pensión de los jubilados, o sea, el salario mínimo está en 550.000 Bs, que no alcanza ni para comprar un kilo de arroz, este producto, hasta ayer, tenía un precio de 580.000 Bs, así que esa pensión es una especie de propina para llamarla de forma decente y no decirle de limosna, ya que esta es la que reciben los jubilados yendo diariamente a los bancos a cobrar 10000 o 20000 Bs de los cuales, la mitad se les va en pasajes, hay la posibilidad de comprar con la tarjeta de débito, pero no todos la usan y si la pierden, no hay material para reponerla, al igual que al vencimiento de la cédula de identidad, pero si hay material para el Carnet de la Patria y el Carnet del PSUV, estos carnets le dan ciertas propinas a los venezolanos más necesitados, tratando de comprar votos para las innumerables elecciones (fachada de la dictadura), así que el salario mínimo y la jubilación son una burla para los venezolanos que han dado sus mejores años trabajando por este “país”.

Y al definir esta palabra, medito sobre la actual Venezuela y la de la Federación, la de la Guerra Federal que está magistralmente descrita en uno de los mejores libros del escritor Rómulo Gallegos “Pobre Negro”, hermosamente sintetizada en el prólogo de Juan Liscano y se me ocurre comparar las dos Venezuelas.   Liscano escribe en el prólogo del Libro: “La caída de José Tadeo Monagas en 1858 fue la señal de la guerra. En los Llanos de Barinas, Portuguesa y Apure, aparecen las facciones, jinetes feroces acaudillados por torvos guerrilleros... en Guanare aparece el mulato Martín Espinoza, jefe de guerrillas liberales, es un pequeño Boves degenerado, su programa: “descogotar godos y poseer mujeres blancas”. Si comparamos uno de los slogans del Ex Presidente Chávez “Revolución o muerte” que fue disimulado luego por un eufemismo. Espinoza y su gente anuncian la guerra larga, Cuando la ciudad de Coro el 20-02-1839 se pronuncia por la Federación sin esperar las elecciones fijadas por la convención de Valencia, y el día 22 se pone a la cabeza de la Revolución Ezequiel Zamora, uno de los ídolos del difunto Presidente Chávez. Continúa el prólogo de Liscano “Entonces Venezuela se entregará a sus furores. La revolución pasará por etapas de organización militar y de caótica anarquía” y al comparar a la que tenemos actualmente, está en una caótica anarquía disfrazada de elecciones; pero nadie sabe qué es lo que va a pasar mañana... “los ejércitos se desharán en guerrillas, las guerrillas llevarán a formar ejércitos, Zamora será devorado por la guerra. Las haciendas de los mantuanos serán saqueadas... un hálito de muerte soplará sobre Venezuela.” Actualmente, si comparamos la Guardia Nacional, dejó su misión de noble protección por su persecución a la oposición, que es en sí el pueblo de Venezuela. Los montoneros de Espinoza, Falcón y Zamora, ahora fueron sustituidos por “Colectivos motorizados” que atacan, dañan la propiedad y persiguen estudiantes luchadores para que los personeros del gobierno mientan, culpando a la oposición. Gallegos, en Pobre Negro, novela la gran aventura existencial en Venezuela... “guerrearon las dos Venezuelas entre sí, las razas, las castas y la sangre. Hervidero de muerte y de resurrección”. Hoy en día luchan chaviztas y opositores, dictadores con títulos prestados a la Democracia, contra Diputados que fueron elegidos por el pueblo, partido único de gobierno contra líderes partidistas, venezolanos contra venezolanos. El hampa y el pillaje contra los hogares venezolanos.   Ahora sólo nos queda la fuerza de un país fuerte pues no tenemos democracia ni libertad, estamos totalmente empobrecidos porque ni siquiera, hoy en día tenemos lo que se denomina en el Sistema monetario efectivo. La moneda que era fuerte, se desintegró, ojalá algún economista sensato pueda encontrar la solución a esta situación que nos afecta a todos.

Yo, lamentablemente, carezco de conocimientos de economía, por eso cuando escribo, divago un poco y siento la necesidad de ayudar a crear conciencia yu para esto, en esta crónica, me baso en el libro Pobre Negro de Rómulo Gallegos, maestro de maestros que en uno de los párrafos escribe “por eso, toda la creación galleguiana está regida por el amor, fuerza definitiva que poropicia las atracciones fundamentales, conjuga los contrarios, mezcla los caudales, aproxima, junta, libera y redime.” Juan Liscano, con su prólogo y el maestro escritor Rómulo Gallegos, me prestaron sus párrafos magistrales para escribir esta crónica y pido a los venezolanos: liberemos a Venezuela ahora, conjugando los contrarios, fundiéndonos como hermanos, como enseña el Maestro, no separando a los venezolanos, que desafortunadamente consiguió este régimen, a pesar que su iniciador siendo un hombre inteligente y de talento y que tuvo la oportunidad de cambiar a cosas buenas, al final equivocó el camino y cuando Juan Liscano escribe la selva se tragó al jardín colonial en el análisis magistral de Pobre Negro. Yo pienso La revolución se tragó a Venezuela.

Más recientes de Josefasuarez350

Reencuentro Gran Colombia

Reencuentro  Gran Colombia

La Gran Colombia surgió en la historia como símbolo de unión y hermandad, y la Unidad Educativa Gran Colombia, fiel a su nombre, ha unido a miles de niños y jóvenes venezolanos 06/04/2018

Crónica de una Experiencia Espiritual

Llegamos a casa de Amalia, Lorena, Daniela con su niño Carlitos y Yo (Violeta) para ser atendidas por la Sanadora 23/03/2018

Crónica de una noche en Valle Hondo con la persecución de la Guardia Nacional

Crónica de una noche en Valle Hondo con la persecución de la Guardia Nacional

Desde hace tiempo la situación de Vzla. en abastecimiento de alimentos se ha hecho crítica, no se consiguen los productos básicos; 13/03/2018

Mostrando: 1-5 de 9