×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Emiro Vera SuárezMiembro desde: 03/07/17

Emiro Vera Suárez
1
Posición en el Ranking
6
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    2.572.154
  • Publicadas
    740
  • Puntos
    84
Veces compartidas
670
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
Hace 3h

Pasar a la “resistencia” fue lo que el movimiento partisano hizo en su lucha contra el fascismo y el nazismo

Aventis

 

Calles y parques de una ciudad se han hecho para que el intercambio social certifique que vivimos y construimos una democracia participativa y protagónica. ¿Qué sucedería si la calle fuera tomada para el uso exclusivo de una secta política cualquiera o de una minoría, capaces de excluir con violencia a quienes no comulgan con sus dogmas y, sobre todo, a quienes se oponen a la idea de que los espacios públicos no son para caminar y disfrutar libremente enriqueciéndose con la dulzura de las tardes, con los sortilegios de la noche sino sólo, para el abuso de consignas y despliegue de pancartas? El espacio público se define a partir de su capacidad de inclusión. Las sobrecogedoras imágenes de las multitudes desbocadas por el terror, multitudes que manipularon Perón y Chávez nos han puesto para siempre en alerta sobre lo que significa la pérdida de lo cívico en el espacio público. Perdónenme que insista en esto pero me parece percibir en lo que estamos viviendo en estos días una terrible semejanza, con lo que aquellas multitudes desbocadas supusieron como atentado contra la conciencia individual y como imposición de las peores irracionalidades políticas: caminando entre las multitud de transeúntes de cualquier gran ciudad, lo que se siente es el placer del anonimato, entender lo que supone la convivencia entre un evangélico, un emberá katío, un católico, un musulmán, un hombre de pequeña estatura y una mujer gigante, un anarquista disfrazado de honesto comerciante que se detiene a escuchar el coro de niños que canta en una esquina. Pero este derecho del ciudadano a ser protagonista del espaciopúblico es un proceso histórico que Henry Lefevre investigó minuciosamente. El espacio público nos certifica el derecho a no ser discriminados por ninguna causa, pero también nos pone a prueba ante los deberes que debemos aceptar para que la convivencia de esta pluralidad no se fracture y para que renovemos perpetuamente el respeto de un espacio que se ha constituido en nuestra tradición y que por esto consideramos como espacios sagrados que no se pueden profanar. Yo recuerdo en mi adolescencia el horror de las dictaduras bajo las cuales el Toque de Queda y el Estado de Sitio reprimían la vida de las calles, las conversaciones en las esquinas., de manera que si hoy hablamos de espacio público hemos de hacerlo considerándolo como una ardua conquista, como la apertura hacia las posibilidades de una vida democrática bajo la cual la palabra paz es un implícito y no la consigna de sus enemigos.

A la hora en que necesitamos aplicar a la realidad política que estamos viviendo, aquellas teorías del lenguaje que proliferaron en los claustros académicos, para contar con una necesaria claridad sobre lo que implican ideológicamente los discursos en juego, éstas desaparecieron como por encanto en un momento, repito, en que el lenguaje político en algunos grupos ha derivado en jerga, en babosas amenazas y es necesario y urgente contar con el legítimo lenguaje de la democracia que nos ayudaría a comenzar a vivir en los espacios de la convivencia, de la diversidad que pone de presente nuestra pluralidad, en la aspiración de toda sociedad abierta a que el ciudadano y la ciudadanía se sientan verdaderamente identificados.

Los desmanes causados en el pasado y en el presente por el terrorismo infiltrado en las marchas,  plantean una pregunta necesaria sobre el alcance de estos derechos y de estos deberes porque si el espacio público supone una conquista para la libertad de expresión donde obreros, feministas, muchedumbres de derecha y de izquierda, defensores de los animales, han logrado contar con un ágora, han podido asumir lo que las diferencias suponen, lo que la tolerancia implica también estamos constatando lo que el atentado, la asonada, estrategias del terrorismo, constituyen como la negación amarga de los derechos ciudadanos al libre uso del espacio público, o sea como instauración del caos y la anarquía aprovechándose del vacío cultural y existencial de una juventud que vive lo que se llama la cultura del ahora. ¿No son estas preguntas las que debe responder el Dr. Petro y su chavismo, Maduro y su cubanismo a la turca?

Este fue el problema de la Derecha hasta hace algunos años por su retrogradismo para aceptar las conquistas democráticas de la modernidad, pero hoy a este retrogradismo lo ilustran el fundamentalismo yihadista del ElN- FARC y el fanatismo de los “nuevos revolucionarios”, una mescolanza que puede derivar hacia un desequilibrante anarquismo,  tal como se puso de presente en el rencoroso discurso con que Maduro respondió al triunfo electoral de Iván Duque, es decir a su derrota ante Colombia y EEUU. La repetida definición de Camus de que el fascismo es la falta de imaginación se ha puesto de presente en un supuesto líder que nunca fue capaz de elaborar un programa de gobierno con las palabras que surgen del conocimiento directo de los problemas que hoy acucian a nuestra sociedad. Enumerarlos no es demostrar conocimiento y compromiso con ellos, el odio a los ricos no es una respuesta a la inequidad sino una expresión de complejo social, la esperanza nace del conocimiento mutuo y la responsabilidad del amor, no del resentimiento. La demagogia electorera puede convencer a una comunidad pobre con promesas que no se cumplirán. ¿No es Guasdualito y Tumeremo, el escenario de las mayores depravaciones de las FARC- ELN? Nicolás, con su demagogia ha convertido en cliché lo que debería ser un fundamentado análisis sobre la problemática del país. ¿Conocemos algún documento al respecto elaborado por sus equipos de investigación sobre la minería ilegal, el narcotráfico? ¿Qué tal los despropósitos urbanísticos propuestos para Venezuela? ¿Dónde está el documento sobre la cultura de las regiones, sobre el patrimonio cultural en peligro? ¿Han redactado sus acuciosos intelectuales una ley de protección del libro? Y, donde está el Correo del Orino que era leído a nivel nacional cuando Vanessa Davies lo editaba.

Por tanto, la propuesta tiene que ser examinada y validada

Pasar a la “resistencia” fue lo que el movimiento partisano hizo en su lucha contra el fascismo y el nazismo y contra el estalinismo en los países comunistas de Europa. ¿Contra qué dictadura lucharán los intelectuales psuvistas y desde cuáles medios de información en la” clandestinidad”? ¿No es a la lucha armada y a “la combinación de distintas formas de lucha revolucionaria” a la cual han renunciado las Farc y el Partido Comunista? El ejercicio necesario de la oposición convertida en pedreas callejeras según el manual elaborado por Lenin debe culminar finalmente con la huelga general. Ya Fecode, en Colombia, ha hecho varios paros demostrando una vez más que lo que le interesa no es que nuestra juventud – y sobre todo sus afiliados- salgan del estigma de la ignorancia sino desestabilizar al nuevo Gobierno. ¿Quién mueve los hilos detrás de Petro? ¿Milita en la Congregación Mariana Iván Cepeda? En el informe periodístico al lado de Petro aparece su verdadero mentor político: Jaime Caicedo del Comité Central del Partido Comunista y de las Farc. Y, a quien representa Nicolás Maduro Moros en su política neoliberal, debemos ejecutar una ruptura y a su vez, una construcción nacional.

En medio de estos sucesos, naufragan en el Parlamento las propuestas de la ciudadanía de adoptar instrumentos constitucionales de anticorrupción y, en paralelo, en el mismo Congreso, se hace conciencia de que no es posible en su escenario reformar la administración de justicia, luego entonces, en consonancia con la Constitución Política vigente, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, propone la convocatoria a nuevas leyes.

Él es el máximo representante de uno de los poderes públicos, sumemos a esto que es cabeza visible de un partido político con fuerza parlamentaria que ganó la Presidencia de la República. 

 

 

 

Más recientes de Emiro Vera Suárez

Escarpines para clasistas del Psuvismo

Escarpines para clasistas del Psuvismo

Si bien es cierto que nadie puede deslindarse de responsabilidades, no hay duda de que los cabecillas llevan sobre sus lomos el mayor peso Hace 1d

Negligencia del Capitán y Macri, dieron con el zarpazo al ARA San Juan

Negligencia del Capitán y Macri, dieron con el zarpazo al ARA San Juan

Os indicios que esperaba el Gobierno desde el jueves se confirmaron. "Recemos", pidió el presidente Mauricio Macri. Hipócrita Hace 1d

Macri y sus alianzas en el caso del submarino San Juan

Macri y sus alianzas en el caso del submarino San Juan

Esta historia, lleva un repertorio histórico de tres ciclos, cinco fases y diez etapas Hace 2d

Gobierno de Maduro sin estrategias económicas, el bachaquerismo gobierna el país

Gobierno de Maduro sin estrategias económicas, el bachaquerismo gobierna el país

Desde una perspectiva de «izquierda» –según las convenciones aceptadas–, el fascismo fue un fenómeno colocado en sus antípodas Hace 2d

Mostrando: 1-5 de 738