×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Emiro Vera SuárezMiembro desde: 03/07/17

Emiro Vera Suárez
1
Posición en el Ranking
1
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    340.378
  • Publicadas
    151
  • Puntos
    83
Veces compartidas
214
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
Hace 1d

En consecuencia, noviembre, resulta un mes no tensionante y, todos saben de su realidad económica

Aventis

 

Mis catalejos ya se fundieron y debo renovarlos, mientras busco un lugar, donde pueda comprar alimentos ajustados a los precios del gobierno bolivariano de Venezuela, de verdad, debe ser buena y barata que pueda ser saludable a mis familiares. Mientras, los quiosqueros la emprenden con el cierre de empresas, costos laborables, confrontación política y los empujones de la gente en plena cola. Con más contradicciones que nunca, el país asume su camino y, parece ser que lo escuchado en plenas colas, resulta ser exagerado y da la impresión que el Estado funciona, a empujones, pero, lo está logrando y cada quien, es responsable de sus actos.

En consecuencia, noviembre, resulta un mes no tensionante y, todos saben de su realidad económica.  Lo que no se detiene en la fábrica de humo es la cantidad y calidad imaginativa de las explicaciones de los responsables de los diferentes niveles de gobierno, La ciudad es contaminante, desde las colas en entidades financieras hasta en las instituciones públicas

Desde lo institucional, termina siendo un clásico preguntarse qué sucede con el parlamento provincial y la oposición, con el Poder Judicial y el Ministerio Público. Toda gente que se supone despabilada y hábil, con responsabilidades importantes, generosamente compensada, que como cada uno de nosotros lee y escucha, y que visualiza a la máxima autoridad de la provincia afirmando que se tomaron los fondos de la mutual, que por eso se cortan los servicios, aduciendo que se necesitaban los fondos para otra cosa.

Hay algo bueno de todo esto, como es el enriquecimiento de nuestro lenguaje. Sobre todo, ante una situación de eventual acoso de algún acreedor, que abundan en tiempos como los presentes de recesión y escasez. Nos bastará con contestar, poniendo cara de yo no fui, de alcalde y vendedor de frutad y limitarse a un escueto y preciso párrafo como este: tendrás que tenerme paciencia porque tuve que discontinuar algunos pagos entre los que estaba el tuyo. Nos encontramos, cerca a unas elecciones y, nadie las quiere, porque, sabemos los resultados y, la mayoría se abstiene.

Pocas semanas para unas elecciones que nadie quiere. Ni los ciudadanos, ni los gobiernos ni los opositores. Sin clima electoral, totalmente subordinado al agudo ambiente económico social, al punto que el resultado siempre importante cambiará muy poco las cosas como siempre lo expresamos.

Lo cierto es que el gobierno marcha hacia el crucial examen electoral resignado frente a la crisis económica exhibiendo índices en su mayoría negativos. Todas las mejoras, si vienen, quedan para más adelante, mientras son del presente los indicadores negativos que impactarán en el resultado. Se sabe que se pueden perder elecciones y luego arremeter en busca de la mejora. También se sabe que para ello hay que tener poder político, actitud y capacidad de maniobra para torcer los rumbos.

 

 Para la oposición, los interrogantes son similares a los que se suma la ausencia de liderazgos que superen su fragmentación. O sea, otra vez acudimos a la imagen de la Venezuela atrapada en la coyuntura, trabada, depositando las ilusiones en el fondo de las grietas que nos aquejan.

El interrogante es si ante un cuadro como éste, el madurismo tendrá o generará, condiciones a pocos meses, de un recambio presidencial

Ni Julio Borges, Freddy Guevara, John Goicochea y Capriles nos representan en la fuerza hegemónica del frente patriótico

Para la oposición, los interrogantes son similares a los que se suma la ausencia de liderazgos que superen su fragmentación. O sea, otra vez acudimos a la imagen de la Venezuela atrapada en la coyuntura, trabada, depositando las ilusiones en el fondo de las grietas que nos aquejan.

 Se supone que no todo es tan negro como parece, que este período, en el peor de los casos generará una transición necesaria para que lo peor del pasado pierda vigencia y vaya mermando su capacidad de daño político.

 Es evidente que estas municipales se le han convertido al gobierno bolivariano en un cuello de botella que si lo supera tendrá posibilidades ciertas de maniobrar en busca de la continuidad. Por ello se aferra a la figura del Gobernador, ni siquiera a una gestión, que por otra parte cuesta visibilizar y mucho más defender.

 Es la energía que se necesita para seguir caminando, mucho más teniendo en cuenta que el déficit y el endeudamiento genéricamente representan catorce sueldos por año por el impacto de los intereses.

Dicen que los gobiernos se ven en las crisis. Es necesario acezar al poder.

La crisis de la política que es global conlleva la desaparición de los partidos políticos y pone en duda la viabilidad de la representación política. En ese momento está ahora Venezuela, trabada, queriendo ir hacia adelante aunque en la práctica nos sentimos retroceder.

Los ciclos de la economía del país determinan los tiempos políticos . En la crisis, en la falta de recursos, agoniza el Alcalde Cochioola y se activa la figura  del folklorista, Sin plata el gobierno promete, y ante ello Cuesta Creerle y más tarde Cuesta Cobrarle.

Más recientes de Emiro Vera Suárez

Querellas y no soluciones, ANC- Venezuela

Querellas y no soluciones, ANC- Venezuela

Nuestra Constitución Bolivariana ha dejado atrás la tierna adolescencia del bipartidismo vertebrador" Hace 4d

El camino por recorrer y llegar al Estado

El camino por recorrer y llegar al Estado

Esta etapa política de Venezuela, ha sido una de las más oscuras para el crecimiento político de las misma Hace 5d

Mostrando: 1-5 de 150