Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lucia Aragón escriba una noticia?

ONU da nombres de activistas chinos al régimen de Pekín, dice informante

0
- +
13/01/2020 23:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un informante de las Naciones Unidas acusó a la organización internacional de poner en peligro a los activistas chinos de derechos humanos al revelar sus nombres al régimen chino

Por: Eva Fu, Epoch Times

onu

Sede de las Naciones Unidas en Nueva York el 19 de septiembre de 2019. (Spencer Platt/Getty Images)

“La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACDH) aparentemente continúa proporcionando a China información preliminar sobre si los defensores de los derechos humanos designados tienen planeado asistir a reuniones (en Ginebra)”, dijo Emma Reilly, especialista en derechos humanos de la OACDH, en una carta dirigida a los miembros y altos funcionarios del Congreso de los Estados Unidos el 21 de octubre, según Fox News el 14 de diciembre.

La lista de nombres proporcionada a las autoridades chinas incluía a activistas tibetanos y uigures, algunos de los cuales son ciudadanos o residentes de los Estados Unidos, según Fox News.

Reilly dijo que la práctica ha continuado desde 2013.

Las Naciones Unidas y la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACDH) no han respondido a las preguntas de The Epoch Times.

En una sesión informativa del 14 de diciembre, el portavoz del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Rolando Gómez, desestimó las acusaciones como una “distorsión”, diciendo que “la Oficina del Alto Comisionado no ha revelado de ninguna manera los nombres de los defensores de los derechos humanos que vinieron al Consejo”, según Fox News.

La Sra. Reilly, de nacionalidad irlandesa y británica, también acusó a la organización de tomar represalias contra ella en respuesta a las acusaciones.

“En lugar de tomar medidas para evitar que se den nombres, la ONU ha centrado su energía en tomar represalias contra mí por atreverme a denunciarlo. He sido condenada al ostracismo, difamada públicamente, privada de mis deberes y mi carrera se ha hecho trizas”, dijo la Sra. Reilly.

También dijo que la ONU aprobó la solicitud de Pekín para la lista de nombres aunque rechazó una solicitud similar de Turquía.

Según el Government Accountability Project, una organización no lucrativa con sede en Washington, Reilly se opuso por primera vez a la publicación de los nombres de los disidentes a principios de 2013 en un informe interno. En respuesta a una pregunta del embajador de China ante las Naciones Unidas, dice que a ella y a otros miembros del personal se les pregunta si 13 activistas de derechos humanos tienen la intención de asistir a un período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos.

La Sra. Reilly también ha informado de estas prácticas por parte de altos funcionarios y a través de otros canales internos, pero no ha visto ninguna acción inmediata por parte de la organización hasta que el gobierno irlandés intervino en 2016, según el Proyecto de Rendición de Cuentas del Gobierno.

El grupo de defensa también señaló la desaparición del abogado y activista chino Cao Shunli de un aeropuerto de Pekín en septiembre de 2013, cuando Cao se dirigía a una sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

El arresto tuvo lugar seis meses después del primer informe interno de Reilly. Cao murió bajo custodia en China seis meses después, tras habérsele negado tratamiento médico.

La Sra. Reilly dice que ha sufrido una serie de presuntas represalias por sus declaraciones, incluida la discriminación en los ascensos, la exclusión de las reuniones y la recepción de evaluaciones perjudiciales del desempeño.

En respuesta a los comentarios de Gómez, la Sra. Reilly dijo que las Naciones Unidas se habían “negado sistemáticamente a actuar” a petición suya para “poner fin a esta horrible práctica”.

Más sobre

“Cuando los disidentes chinos vienen a las Naciones Unidas para hablar de los abusos de los derechos humanos, lo último que esperan es que las Naciones Unidas los denuncien a China”, dijo.

united-nations-human-rights-council-1200x800-1200x800-1

Vista general de la sala del Consejo de Derechos Humanos de la ONU el 26 de junio de 2019. (Farbrice Cofrini/AFP vía Getty Images)

Influencia china en la ONU

En los últimos años, ha aumentado la preocupación por la influencia del régimen chino en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

En julio, el delegado chino interrumpió en dos ocasiones a la cantante y activista Denise Ho durante su testimonio ante el Consejo, en el que pidió a la ONU que retirara a China de la organización y que defendiera a Hong Kong, ciudad que desde junio participa en manifestaciones contra la creciente interferencia política de Pekín.

En noviembre de 2018, ocho grupos sin fines de lucro expresaron su preocupación en una declaración conjunta cuando el Consejo de Derechos Humanos de la ONU retiró al menos siete de sus presentaciones en un informe que se sometió a la consideración de los Estados miembros de la ONU antes de la revisión del historial de derechos humanos de Pekín. Los grupos expresaron su preocupación por el hecho de que el Partido Comunista Chino se opusiera a estas presentaciones.

En abril de 2017, los funcionarios de seguridad de la sede de la ONU en Nueva York expulsaron a un destacado activista uigur, Dolkun Isa, de las instalaciones sin ninguna explicación. Más tarde, en 2018, el ex secretario general adjunto del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas, Wu Hongbo, reveló en una entrevista con la emisora estatal china CCTV que había ordenado personalmente la expulsión del activista.

“Como diplomáticos chinos, no podemos ser negligentes cuando se trata de cuestiones relacionadas con la soberanía nacional y los intereses nacionales de China”, dijo Wu en ese momento.

El régimen chino ha arrestado a más de un millón de uigures y otras minorías musulmanas en la región noroccidental de Xinjiang como parte de una campaña masiva contra lo que llama “extremismo”.

En enero de 2017, antes del discurso pronunciado por el líder chino Xi Jinping en la sede europea de las Naciones Unidas en Ginebra, los funcionarios de la ONU tomaron estrictas medidas de seguridad, cerraron los estacionamientos y las salas de reuniones, y sacaron a tiempo a los aproximadamente 3 mil empleados que trabajaban allí. También se declararon no autorizadas pequeñas protestas pro-Tíbet cerca del sitio.

Ted Piccone, investigador principal del panel de la Institución Brookings con sede en Washington, advirtió que el régimen chino estaba “jugando a largo plazo” en materia de derechos humanos, reformando el sistema internacional a su favor.

“Sin una estrategia de contrapeso bien pensada y a largo plazo, es probable que el creciente apalancamiento económico de China le permita alcanzar sus objetivos” – defendiendo su “sistema de control autoritario de un solo partido” y exportando sus valores que socavan el sistema internacional de derechos humanos, escribió Piccone en un informe en 2018.

“El resultado sería un sistema internacional de derechos humanos más débil, en el que las voces independientes y las críticas públicas de abusos abominables serían silenciadas detrás de la bandera de la soberanía nacional”.

Siga a Eva en Twitter: @EvaSailEast

Traducción: Lucía Aragón

 


Sobre esta noticia

Autor:
Lucia Aragón (1227 noticias)
Visitas:
8
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.