Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que James Kahlo escriba una noticia?

Nuestro primer libro

22/03/2018 21:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A menudo un recuerdo nos impulsa a volver a uno de los escenarios de la vida en los que aprendimos que gozábamos de una interioridad que no podíamos creer en aquel tiempo

Se trata de nuestra primera lectura, esa que nos hizo comprender que había todo un mundo detrás del mundo de todos los días. Recordar esa primera lectura es recordar una de las sensaciones más puras que podamos sentir. Es por eso que de vez en cuando, tanto para nuestra formación como para nuestro espíritu, conviene recordar el primer libro que leímos.

Mundo de fantasía

Un libro es sinónimo de que tenemos una vida alternativa, distinta o similar a la que vivimos, pero que puede prometernos una plenitud asombrosa, mágica. Y es que la fantasía es una de esas sensaciones que no podemos perder en nosotros: sin ella nada se hace con gusto.

Tal vez esto se deba a que sin ella podemos abrirle las puertas a la comprensión del mundo desde una perspectiva más grata, una perspectiva en la que puede tener lugar todo aquello que soñamos. Y cuando soñamos, lo que viene está repleto de asombro, energía, ganas. Todo lo que funciona como un motor, en pocas palabras.

Primer amigo

El primer libro que leemos es como ese primer amigo que hacemos. Es inolvidable la sensación que sentimos al estar con alguien que nos comprende y que puede acompañarnos en todo lo que vivamos, de principio a fin. ¿Qué no leeremos más? Pues basta volver a ese libro para saber que hay muchas relaciones que allá nos esperan para convertirse en libros que deseamos leer.

Es, además, un amigo que no podemos olvidar luego y a cuyas memorias regresamos cada vez que nos sentimos incompletos y cuando son pocas las razones que tenemos para confiar en el mundo. Porque con el primer libro aprendimos a soñar con una precisión similar a las de quien se aplica a cotizar distribuidor de plantas electricas.

El primer libro es para siempre

Si no sabemos bien qué es la constancia, eso es porque no hemos comprendido para qué sirve tener un libro que esté allí con nosotros y que lo esté para siempre. Es una sorpresa que tenemos guardada para nosotros que debemos saber agradecer.

No olvidaremos jamás esa primera sonrisa y esa calidez que sacamos de ese encuentro. Es como tener unos segundos anteojos para ver la realidad. Benditos sean los primeros libros.

 


Sobre esta noticia

Autor:
James Kahlo (224 noticias)
Visitas:
4139
Tipo:
Tutorial
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.