Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galia Pérez Ntt Radio escriba una noticia?

No, No, NO: Los tres no a las reformas

08/11/2019 11:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La actualidad panameña requiere discernimiento a la hora de establecer los motivos apropiados para decirle que No a las reformas constitucionales

Las múltiples protestas en las principales ciudades del país, encabezadas en su gran mayoría por las juventudes y que exigen el retiro del paquete de reformas constitucionales están motivadas em tres tipos de objetivos diferentes, por lo que nos gustaría hacer un esbozo de esos motivos.

En primer lugar, hay un no a las reformas por el contenido de los artículos lesionados que solo persigue seguir con la Constitución de 1972 y sus variados parches. Se trata del grupo de jóvenes que apoyan al actual gobierno y que hacen reclamos muy puntuales siempre con mira a los intereses personales o de grupos minoritarios y hasta elitistas.

La Constitución de 1972 es en extremo presidencialista. El pueblo, prácticamente no tiene forma de manifestar descontento o aportar a las legislaciones  que le afectan y lo poco que se le concede se limita a participar en elecciones de cargos públicos, los cuales no asumen mayor compromiso que representar al ente político o económico que mediante patrocinarle el clientelismo electoral garantiza la exclusión de la mayoría en la estructuración de las políticas públicas.

Otra clase de No a la reforma surge de personas  interesadas en eliminar las pocas garantias que consigna la Constitución de 1972. Para hacerlo proponen la instalación de una Constituyente Paralela cuyos redactores no sean los mismos que se granjean más y más beneficios que legitiman con la Constitución vigente. Debemos evitar creer en sus espejismos pues tras todo esto están intereses igual de mezquinos. Se trata de buscar ser elegidos "constituyentes" por el voto público que como ya sabemos está muy condicionado por los salves de las compras de voto, prebendas y promesas varias de sus megacampañas mediáticas que pese a nunca ser cumplidas logran siempre seducir al pueblo a no votar o a votar por quien le irrespeta poniéndole un precio a su opinión.

Solo una Constituyente Originaria puede darnos verdaderas garantías de vivir en un Estado Moderno, Solidario e Inclusivo

Este es un No igualmente peligroso porque se puede tener el emblemático ejemplo de identificar claramente a personajes políticos inflados por los medios de comunicación social que no se respetan ni a sí mismos ( y ya menos van a cumplir con las necesidades del pueblo ) pues se da la controversia que como candidatos al más alto puesto de elección popular han firmado compromisos para adoptar el documento trabajado por 40 personas que nadie ha validado y, al no ganar el puesto presidencial, se arropa con los colores populares diciendo menos de seis meses más tarde que ya no las va a apoyar, lo cual por sí ya es evidencia que podría hacer a la inversa cuando se lance a Constituyente Paralelo y prometa defender los derechos de los electores y al llegar retome su visión original de obedecer los otros caminos anchos de la plutocracia.

Y está el NO a las reformas de quienes solicitamos una Constituyente Originaria en la que todos los grupos sociales sin distingos, sin supremacías impuestas por el poder mediático o económico, en la que estemos todas y todos  representados para incluir, entre otras: la revocatoria de mandato en todo cargo de elección popular, la limitación de los privilegios de los diputados y diputadas y de presidente, ministros y jueces, el nombramiento de asesores por carrera y de la Asamblea, no de los diputados, el cumplimiento de garantías ciudadanas para todos y todas, educación, justicia y legislaciones laicas, a la vez garantizando la libertad de credo político y religioso.

Dígamos NO a las Reformas por métodos espúreos y que solo buscan aumentar las brechas sociales existentes. Dígamos Sí a la Constituyente Originaria.

Trabajemos en la formación de los ciudadanos y ciudadanas para que llegado el momento sepa lo que realmente le conviene a las grandes mayorías.

Solo una Constituyente Originaria puede darnos verdaderas garantías de vivir en un Estado Moderno, Solidario e Inclusivo.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Galia Pérez Ntt Radio (20 noticias)
Visitas:
985
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios