Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galia Pérez Ntt Radio escriba una noticia?

Mi habla es buena

20/05/2018 14:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un americano exige a un dueño de restaurante en New York que sus empleados hablen inglés. Lo mismo exigen varias secretarías de ciencia de Hispanoamérica para otorgar ascensos de categoría a sus investigadores. La pregunta es: ¿Debemos facilitar el negocio de las editoriales multinacionales?

Galia Esther Pérez Mayta 

#NTTradio#pulsosocial #mihablaesbuena

Aaron Schlossberg, un abogado de 42 años estadounidense se queja porque los dependientes de un restaurante le hablan en español a algunos clientes.  El pais, con nota de Antonia Laborde desde Washington nos muestra el video del incidente hispanoparlófobo.

Todo el mundo libre se rasga las vestiduras: ¿Cómo puede abonar una tesis tan tonta un abogado?.

Sin duda es tonta la tesis  de Schlossberg, pero para mí no se trata de un incidente aislado en un país anglófono y no veo mucha diferencia entre este lunático y los gestores de Ciencia y Tecnología de mi país en el que constitucionalmente el español es la lengua oficial.

Pretenden hacernos creer que lo bueno no es lo importante. En el caso de secretarías y ministerios de ciencia nos quieren convencer que por bien realizado que esté un reporte de investigación, sino está en inglés no tiene posibilidades de servirte para ascender en tu carrera.

¿Quieres calidad de vida?, habla inglés u olvídalo. Con 38 millones de hispanoparlantes suena tonto que este abogado neoyorkino quiera forzar a los empleados ajenos a emplear en la toma del pedido un solo idioma al comensal, cuando a veces es obvio que ambos podrían entenderse en otro lenguaje que les es más cómodo, ¿verdad?

No se trata de llegar a tomar un pedido ni saludar a un angloparlante ignorando la lengua oficial de "América" o pretendiendo que este ciudadano use una lengua distinta de la que le es natural, solo se trata de darle sensación al hispanoparlante de que cuando haya alguien que le entienda en su idioma, en él lo atenderá. Esto permite ganar clientes, sino pregunten a turistas que repiten la visita porque lo hacen y muchos te dirán que porque en ese lugar el menú o el personal es bilingüe.

¿Qué diremos de pretender evaluar las competencias de los científicos y tecnólogos de alto nivel pagados por 30 naciones hispanoparlantes?.

Vergüenza siento cuando en lugar de editar su propia revista auditada por pares, en la lengua oficial del Estado, varias Secretarías de Ciencias hispanoamericanas apadrinan a las editoriales que comercian el conocimiento (lo que per se no es pecado en tanto haya pagado por su obtención) y les facilita obtener información nueva pagada por sus contribuyentes para que dichas editoriales sigan cebando sus bases de datos, que por otro lado suelen ser prohibitivas cuando los propios investigadores desean accesarlas.

"Convido a publicar en la lengua oficial del Estado que pagó por mis estudios"

No pedimos que se rebajen los estandares de calidad, solo que no se penalice nuestro habla que es buena e idioma oficial de las Naciones Unidas que creen en la Ciencia y su método, y, por ello, si la editorial es de dimensión mundial, los idiomas permitidos para publicar en ella también deben serlo.

Paradójico: ¡Querer subir el nivel de la Ciencia en países hispanoparlantes obligándoles a publicar en inglés mientras las películas de Hollywood y otros centros de producción, salían en el pasado en su idioma original (inglés)y tocaba al interesado el doblaje y al pasar el tiempo se descubre que el versionar a otros idiomas hace eclosionar nuevos nichos de mercado y que, en un intento monopolizador o por tener cientos de millones de clientes potenciales, desde la fuente misma (Hollywood) surgió interés por el doblaje simultáneo (posible con las TIC)!.

Que tristeza que no se de igual valor a la producción científica hispanoamericana, que nuestros entes nos obliguen a perder el tiempo o dinero que no tenemos en la traducción para que grupos poderosos gasten menos y luego nos cobren más...

Yo me niego. Yo escribo y convido a publicar en la lengua oficial del Estado que pagó por mis estudios. ¿Nunca seré del SNI?. Bueno, si no se puede no se puede. Si escoger subir el nivel general de las publicaciones en mi lengua materna se castiga de esa manera, lo acepto gustosa.

Quede claro, no es falta de capacidad en la producción en ese idioma, es sentido de pertenencia y no darme la gana de que las grandes corporaciones, que bien pueden, se liberen de pagar traductores.

Noticia y video publicado por El País


Sobre esta noticia

Autor:
Galia Pérez Ntt Radio (20 noticias)
Visitas:
2476
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.