Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

Masacre en el cielo de Ucrania: horror en el mundo, caos informativo, una nueva guerra fría

21/07/2014 04:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Parece una novela de Agatha Christie. Hay muchos sospechosos, algunos posibles y otros probables entre los que sobresale Vladimir Putin y el móvil es la supremacía mundial

Nadie sabe a ciencia cierta todavía qué ocurrió con el avión MH17 de Malaysia Airlines que cayó  sobre el este de Ucrania, pero desde el primer momento los expertos en Occidente creen que se trató de un misil tierra-aire.

El antecedente más cercano de una tragedia aérea de la magnitud de la del MH17 remite directamente al misterio del avión Malaysia que cayó en aguas del océano Índico el 8 de marzo pasado.

La aeronave siniestrada, con 239 personas a bordo que volaba desde Kuala Lumpur a Beijing, desapareció misteriosamente de los radares a 40 minutos de haber despegado.

La compañía Malaysia confirmó que había perdido comunicación con su vuelo cuando este sobrevolaba suelo ucraniano a 50 kilómetros de la frontera entre Ucrania y Rusia. “La última posición conocida era sobre Ucrania”, dijo la empresa aérea.

Boeing, fabricante del avión, aseguró estar investigando lo ocurrido. “Tenemos noticia de los informes del MH17”, escribió Boeing hoy en Twitter. “Estamos recopilando informaciones”. (Clarín)

Sin cerrar la puerta a otras hipótesis, repasamos aquí detalles de la que sostiene que la aeronave en la que viajaban 298 personas fue derribada desde tierra cuando sobrevolaba territorio controlado por separatistas prorrusos.

Los rebeldes y las autoridades ucranianas se acusan mutuamente de haber derribado la nave que cubría la ruta Ámsterdam-Kuala Lumpur, con 298 personas a bordo.

En las últimas semanas, los rebeldes separatistas prorrusos han logrado derribar varios aviones militares con misiles en la misma zona de la tragedia en el este de Ucrania, donde luchan contra las fuerzas gubernamentales ucranianas desde el mes de abril.

¿Cuál de los dos tipos de antimisiles Buk se utilizó: el fabricado en Rusia o el procedente de EE.UU.?

Michael Clarke, director del área de defensa y seguridad del Royal United Services Institute, con sede en Reino Unido, le dijo a la BBC que por lo que se sabe hasta ahora es posible que haya sido un ataque del lado rebelde y que haya sido por error

 

"Toda la evidencia es circunstancial, pero apunta en una dirección: que los separatistas (...) usaron un lanzamisiles SA-11 Buk", dijo Clarke.

"La nave resultó ser civil… hay un mar de cadáveres de mujeres y niños", se escucha en el audio difundido por YouTube

Grabación de Pro-Rusos hablando del avión que derribaron: ¿cierto o falso?

El Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU, siglas en ucraniano) captó una conversación en la que supuestamente los rebeldes prorrusos hablan del derribo hoy del avión de pasajeros malasio con 298 personas a bordo en el este del país.

Según el vídeo colgado por el SBU en Youtube, se escucha como uno de los supuestos comandantes insurgentes le informa a su superior sobre el derribo de un avión comercial en la región de Donetsk, escenario de combates entre rebeldes y fuerzas gubernamentales.

A la pregunta de si el aparato transporta armamento, uno de los rebeldes en el lugar del siniestro responde que solo "artículos civiles" y que sus hombres hallaron un documento de identidad de un estudiante indonesio.

El Gobierno ucraniano cargó también contra Rusia y acusó al país vecino de ayudar a los separatistas "a destruir las pruebas de un crimen internacional".

"Los terroristas, con ayuda de Rusia, intentan destruir las pruebas de un crimen internacional. Nos dirigimos a la comunidad internacional e instamos a Rusia a retirar a sus terroristas para permitir a los expertos ucranianos e internacionales a investigar las circunstancias de la tragedia", dice un comunicado del Gobierno ucraniano.

Kiev acusó a los sublevados de "impedir que las autoridades competentes de Ucrania inicien la investigación y se niegan a dar acceso a la comunidad internacional y a representantes de Gobiernos extranjeros al lugar donde cayó el avión de las aerolíneas malayas".

"Además, los terroristas buscan transporte de gran envergadura para trasladar los restos del avión a Rusia", denunció el gabinete de ministros ucraniano.

"No habrá perdón para los criminales internacionales, ni tampoco para aquellos que apoyaban a esos terroristas, los entrenaban, financiaban y dotaban de armas", aseveró la nota de Kiev.

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, negó esas acusaciones de Ucrania y acusó al Gobierno de Kiev de mentir para ejercer presión sobre la investigación de la catástrofe.

El presidente ruso, Vladimir Putin, considera que Ucrania es responsable por la catástrofe del Boeing malayo, donde se registran combates entre el Ejército y las autodefensas.

    

Los prorrusos encontraron las cajas negras que contienen probablemente el secreto pero es problemático que Putin termine entregandoselas a los controladores Internacionales

"Kiev rechazó la zona humanitaria propuesta por el sudeste"

    

A bordo del avión se encontraban 283 pasajeros y 15 tripulantes. Entre los pasajeros había 154 holandeses, 27 australianos, 23 malasianos, 11 indonesios, 6 britanos, 4 alemanes, 4 belgas y 3 filipinos. Según los últimos datos de las autoridades ucranianas, el numero de muertos asciende a más de 300, debido a que entre ellos habría civiles locales

Poco después, también la administración de Estados Unidos, incluso el presidente de ese país, Barack Obama, apuntaron a los milicianos prorrusos y a Moscú como los responsables del accidente.

"Las negociaciones a tres bandas terminaron con el acuerdo de que se creará una zona de 20 kilómetros cuadrados para que Ucrania pueda cumplir su tarea humanitaria, recoger los cuerpos y entregarlos a sus familiares", dijo Nalivaichenko, según medios ucranianos.

"Para ello se ha acordado una zona concreta de 20 kilómetros, y esperamos que los terroristas (como denomina Kiev a los insurgentes) nos dejen trabajar. En el grupo trilateral hay representantes de Rusia y esperamos que cumplan su palabra" agregó.

Numerosos países y el Consejo de Seguridad de la ONU han pedido que se lleve a cabo una investigación independiente para aclarar las causas del siniestro del avión de Malaysian Airlines que se estrelló sobre la rebelde región de Donetsk el jueves, y han pedido que los rebeldes prorrusos permitan el acceso a la zona de la tragedia.

Estados Unidos y las potencias occidentales culpan a los insurgentes del supuesto derribo del vuelo MH17 y, de forma indirecta, responsabilizan a Rusia por prestar apoyo a los separatistas.

Un grupo de inspectores de la OSCE llegó al lugar del suceso, junto a la localidad de Shajtiorsk, en Donetsk, en helicóptero, pero denunciaron que no obtuvieron pleno acceso por parte de los milicianos que vigilan la zona. Pero esto ocurrió durante las primeras 48 horas, aun que no todos se han puesto de acuerdo al respecto.

Entretanto, llegan a Kiev investigadores internacionales, entre ellos más de 130 especialistas de Malasia, y un equipo de Holanda, el país que cuenta con más víctimas entre los casi 300 pasajeros fallecidos del vuelo.

Las autoridades ucranianas han llegado a un acuerdo con los milicianos prorrusos que controlan el lugar, sobre el traslado en vagones frigoríficos de los restos de las 298 fallecidos en la catástrofe, según anunció  el viceprimer ministro de Ucrania, Vladímir Groysman. Nadie pone trabas ahora al trabajo de los servicios de rescate. Los representantes de la misión de la OSCE no han presentado objeciones.

Hay acuerdo en el llamado Grupo de Contacto, formado por representantes de Ucrania, Rusia y la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) en una videoconferencia celebrada hace días con los prorrusos desde Kiev, según informó hoy Valentin Nalivaichenko, jefe de los servicios de seguridad ucranianos.

El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, comparó la tragedia del Boeing 777 malasio  con el secuestro del vuelo 103 de Pan Am por terroristas libios que explotó en el aire sobre la aldea escocesa de Lockerbie, por órdenes del coronel Gadafi en 1988.

Kiev pide a la ONU que declare a los prorrusos como terroristas

El Consejo de Seguridad de la ONU contempla una resolución condenatoria sobre el siniestro del avión

Estados Unidos, Europa y Australia responsabilizaron a Moscú de brindar asistencia técnica para usar misiles como el que habría impactado en el vuelo de Malaysia Airlines; reclamos por la investigación

El problema de Ucrania tiene sus raíces en la guerra de Hitler y nadie puede arrancarlas ni Rusia ni Washington

El lanzamisiles que habría derribado al vuelo MH17. El sistema Buk, conocido también por el nombre Gadfly (que le da la OTAN) es de fabricación rusa y fue diseñado originalmente en los 70 (es sucesor del sistema SA-6).

Es un sistema tierra-aire de rango medio, con un alcance superior a los 20 kilómetros, diseñado para defenderse de aviones y misiles crucero. Típicamente está compuesto por cuatro misiles montados sobre un vehículo oruga, que lleva un radar para guía y seguimiento, más otro vehículo que lleva el sistema Snow Drift de adquisición de objetivos. Según expertos militares también puede funcionar sin este segundo vehículo.

Por lo inhumano de la masacre no se descarta un error de crucero de tipo de avión atacado o de falta de preparación de quien dio la orden directa

"Sabemos que los separatistas se jactaron el 29 de junio de haber capturado un (lanzamisiles de fabricación rusa) SA-11 Buk de los ucranianos", contó Clarke, "incluso dijeron de dónde lo sacaron, de un regimiento de defensa aérea ucraniano; hasta dieron su número, que era A1402", dijo Clarke.

"Así que sabemos que tenían esto. No sabemos si era un Buk capturado o uno provisto por Rusia. Pero es muy probable que se haya usado un arma de ese tipo".

A eso se suma el hecho de que en la que se cree que es su cuenta en la red social rusa VKontakte, el líder militar pro ruso Igor Girkin (alias Strelkov) publicó -poco después de que cayera el MH17- una entrada en la que aseguraba que los rebeldes habían derribado un avión de transporte militar ucraniano Antonov 26. Luego la borró.

El texto decía: "Cerca de Torez, acabamos de derribar un avión, un AN-26 (...). Avisamos que no se volara en nuestro espacio aéreo. El ave cayó en una escombrera. No fueron golpeadas áreas residenciales. No hubo civiles heridos".

Para Clarke, "Strelkov claramente pensaba que estaba atacando (...) un Antonov 26 (AN-26)", dijo Clarke, "se estaba jactando de que los cielos sobre su territorio no eran seguros, que nadie debía volar en ellos".

"Esto cada vez más parece un caso de error de identificación por parte de un grupo de rebeldes que tenían cierta tecnología", dijo el experto, para quien los separatistas pueden haber confundido un tipo de avión con otro al verlo en el sistema de radar del SA-11 Buk, por falta de conocimiento suficiente acerca del funcionamiento del sistema.

Anton Herashchenko, asesor del Ministerio del Interior ucraniano, adhiere a la hipótesis de que el MH17 fue derribado con un lanzamisiles Buk y dice que el avión volaba a 10.000 metros (dentro del rango del SA-11).

El fiscal general de Ucrania, Vitaly Yarema, no cree que hayan usado un sistema que le quitaron a las fuerzas armadas ucranianas. Le dijo a la prensa local el viernes que "los militares informaron al presidente luego de que el avión fuera derribado que los terroristas no tenían en sus manos sistemas Buk nuestros".

Las autoridades ucranianas difundieron además grabaciones -no verificadas en forma independiente- de lo que aseguran son combatientes separatistas hablando con militares rusos y admitiendo haber derribado el avión.

Para el líder separatista Alexander Borodai fue el gobierno de Ucrania el que derribó el avión. "Lo tiró la fuerza aérea ucraniana", le dijo al canal estatal de televisión ruso Rossiya 24.

 

El presidente de Rusia Vladimir Putin también apuntó hacia Ucrania. "El país en cuyo espacio aéreo ocurrió (el hecho) es el responsable", dijo.

Tanto el gobierno ucraniano como los rebeldes prorrusos niegan públicamente haber hecho caer el vuelo.

Por ahora todas son declaraciones e hipótesis; las investigaciones acerca de lo ocurrido están recién comenzando.

Una fuente de la Aviación rusa, que pidió el anonimato, dijo a la agencia Interfax que existe la probabilidad de que el blanco de un misil ucraniano lanzado desde tierra o desde un caza ucraniano podría haber sido el avión presidencial ruso.

"Puedo decir que el avión presidencial y el Boeing de Malaysian Airlines se cruzaron en el mismo punto y en el mismo corredor. Esto sucedió cerca de Varsovia en el nivel de vuelo 330a a una altitud de 10.100 metros. El avión presidencial estaba allí a las 16.21 hora local  y el avión de Malaysia Airlines a las 15.44,   precisó la fuente. Pero esta hipótesis no ha sido confirmada en occidente.

"El contorno de ambas aeronaves se parece, las dimensiones lineales también son muy similares y en cuanto al color del avión, a una distancia lo suficientemente grande, parecen ser idénticas", agregó la fuente. Tanto el Canal 1 como la televisión RT rusa  y el sitio de ésta en internet, muy visitado, se hicieron eco de esta información.

El presidente Barack Obama, respondió que Rusia estaba armando a los rebeldes en Ucrania -citó, entre otros elementos, las armas antiaéreas que Estados Unidos cree fueron enviadas. "Esto no es algo que estemos inventando", dijo Obama, en la conversación que tuvo lugar días pasados.

Transcurrida más de la mitad de la tensa conversación telefónica de una hora, Putin señaló, casi como de pasada, que había recibido un informe de que un avión había caído en Ucrania. Putin se mostró vago sobre los detalles y la conversación continuó.

Pero, en ese instante, la guerra mediante apoderados que se libra desde hace un mes entre Occidente y el Este tuvo un giro devastador, que cambiaría la situación geopolítica entre los restos calcinados y los cuerpos destrozados en un extenso trigal ucraniano.

El derribo del vuelo 17 de Malaysia Airlines tuvo repercusiones a lo largo de todos los continentes, desde Amsterdam donde los amigos y familiares habían despedido a sus seres queridos y hasta las costas de Asia y Australia, donde numerosas personas esperaron el arribo de los 298 pasajeros y tripulantes que nunca ocurrió. La tragedia llegó hasta el campus de una universidad en Bloomington, Indiana, donde hubo un shock al descubrir que uno de sus estudiantes de posgrado estaba entre los muertos.

Fue un día de confusión e ira, de dolor e incredulidad, de intercambio de acusaciones, de política y guerra. Fue un día que llevó a varios países de manera vívida las consecuencias de una lucha en una sociedad desgarrada que parecía remota para muchos. Fue un día, cuyas consecuencias se estuvieron gestando desde hace tiempo.

No bien quedó en evidencia que el avión derribado no era militar sino civil y con pasajeros, algunos medios de comunicación de Rusia cambiaron su versión de un ataque pro-ruso a una variedad de explicaciones, incluyendo la posibilidad de que los militares de Ucrania lo hubieran derribado.

Pruebas

 

Las agencias de inteligencia de Estados Unidos llegaron a la conclusión de que el Boeing 777-200 fue derribado por un misil de fabricación rusa SA-11, lanzado desde una zona controlada por los rebeldes prorrusos. Los investigadores  enfocaron una zona de pequeños poblados entre Snizhine y Torez, a medio camino entre los bastiones rebeldes de Donetsk y Luhansk.

Los líderes  prorrusos y el gobierno de Rusia negaron estar implicados en el hecho. A su vez, el gobierno de Ucrania también negó estar involucrado.

Después de meses de haber aguijoneado a sus aliados de la Unión Europea para que tomaran acciones más severas contra Rusia por su intervención en Ucrania, Obama decidió aumentar la temperatura diplomática el fin de semana envió a su embajadora ante Naciones Unidas, Samantha Power, al Consejo de Seguridad para afirmar que "hay pruebas creíbles" de que los separatistas partidarios de Rusia eran los responsables. Power dijo que no podía descartar asistencia técnica de militares rusos.

Obama habló ante los medios para afirmar que más allá de lo que mostrara la investigación, el apoyo de Rusia a los insurgentes ha conducido al desastre. "Lo que sabemos es que la violencia que tiene lugar en la zona se ve facilitada en gran parte, por el apoyo ruso", afirmó

Consecuencia de lo anterior, el Gobierno de EE UU anunció  un nuevo paquete de sanciones económicas contra varios bancos y empresas energéticas rusas.

Entre las que figuran importantes entidades rusas como los bancos Gazprombank y Vnesheconombank y las compañías energéticas Rosneft y OAO Novatek, según indicó el Departamento del Tesoro. El subsecretario de Inteligencia Terrorista y Financiera del Tesoro, David S. Cohen, explicó en una conferencia telefónica que las nuevas sanciones obedecen a que “Rusia no ha cumplido con los estándares básicos de conducta internacional”. En virtud de las sanciones, "se limita el acceso de dos bancos rusos y dos empresas energéticas claves a fuentes de financiamiento en EE UU ", añadió.

   

También ha habido un endurecimiento de las sanciones de la UE. Los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintiocho han acordado  suspender la cooperación económica y financiera con Rusia, incluyendo los préstamos del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Los líderes europeos han anunciado además que ampliarán pronto la lista de sanciones añadiendo, por primera vez, a empresas rusas que "están respaldando materialmente o financieramente actuaciones que socaven o amenacen la soberanía de Ucrania, su integridad territorial e independencia". No obstante, las conclusiones aprobadas en el Consejo Europeo no mencionan ninguna empresa.

"El Consejo Europeo pide al BEI que suspenda la firma de nuevas operaciones de financiación en la Federación Rusa", anuncian las conclusiones. Además, los Estados miembros "coordinarán sus posiciones en el consejo de administración del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo con el objetivo de suspender también la financiación de nuevas operaciones.

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1704 noticias)
Visitas:
7584
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.