Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diariodesalud escriba una noticia?

Juego de la asfixia es aún más riesgoso cuando los niños juegan solos

23/11/2016 11:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

SANTO DOMINGO / REUTERS HEALTH ? Los niños que practican "juegos de la asfixia" para lograr una sensación de euforia son más propensos al suicidio, las lesiones y la muerte cuando juegan solos, según indica un estudio de Estados Unidos.

Es suficientemente peligroso en grupo, pero sin testigos que puedan interrumpir la asfixia, los niños quedan expuestos al riesgo de sufrir pérdida de la conciencia o no poder detener la estrangulación cuando utilizan un lazo, un cinturón u otra forma de ataduras. Casi todas las muertes con ese tipo de juegos suceden cuando los niños o adolescentes están solos.

La soledad del juego cuadruplica el riesgo de tener pensamientos suicidas y duplica las chances de sufrir enfermedades mentales graves con respecto del juego grupal, según publican los autores en Pediatrics.

"Muchos niños no comprenden el peligro de esa actividad", dijo la coautora Sarah Knipper, investigadora de la Autoridad Sanitaria de Oregon, Portland. "Muchos niños que participan del juego de la asfixia, sobre todo si están solos, también tienen depresión y/o abusan del alcohol y las drogas".

Los jugadores suelen utilizar las manos, un cinturón o un lazo para presionar sobre la arteria carótida del cuello. Esto reduce el paso de oxígeno y sangre al cerebro. Así, logran una sensación de euforia cuando el cerebro vuelve a recibir sangre y oxígeno.

El equipo analizó los datos de casi 21.000 adolescentes de Oregon en el 2011 y el 2013. Estaban en octavo grado y tenían 14 años en promedio.

Una encuesta proporcionó información sobre el estado de salud físico, mental y nutricional de los participantes, el ausentismo escolar, la actividad sexual, el consumo de sustancias y las características de sus comunidades. Las preguntas sobre el juego de la asfixia determinaron si los adolescentes lo conocían o lo practicaban, solos o en grupo.

El 3, 7 por ciento había jugado. El 18 por ciento de ese grupo dijo que lo había hecho solo. Algo menos del 1 por ciento de los participantes había ayudado a otro a jugar.

El 77 por ciento nunca había oído hablar del juego. Knipper explicó que es difícil identificar a los jugadores porque no habrían señales evidentes.

Aun así, aconsejó a los padres prestar atención a signos físicos, como ojos ensangrentados, marcas inexplicables en el cuello, puntos pequeños alrededor de la cara, los párpados o los ojos, y dolores de cabeza frecuentes.

Los participantes suelen parecer desorientados después de pasar un tiempo solos o dejar "evidencia" como correas para perros, cuerdas extensibles o pañuelos atados en los muebles de la habitación, la manija de la puerta o atados en el suelo.

0

Sobre esta noticia

Autor:
Diariodesalud (19545 noticias)
Fuente:
diariodesalud.com.do
Visitas:
2825
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.