Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Juan Manuel Flores: "Mi objetivo es acabar en este 2020 con el Vacie"

3
- +
10/02/2020 04:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Sevilla, Juan Manuel Flores se incorporó al equipo del alcalde, Juan Espadas, en 2015. Es delegado de Empleo, Bienestar Social y Planes Integrales y delegado del Distrito Cerro-Amate, y asume la responsabilidad de transformar las zonas más necesitadas y desfavorecidas de la capital hispalense.

¿Qué siente cuando Sevilla encabeza cada año el ránking de barrios más pobres de España? Cierto grado de desazón y de amargura como ciudadano. Y un acicate como responsable político para intentar revertir la situación. Tenemos un problema serio desde hace tiempo en algunas zonas, pero siempre digo que los problemas crónicos complejos de larga duración, difícilmente van a tener terapéuticas inmediatas con respuestas de curación sobre la marcha. Las enfermedades agudas sí podemos controlarlas de forma rápida a ver si las curamos. Las que son crónicas y complejas, podemos controlarlas y aliviarlas, pero la curación cuesta más tiempo. Quiero decir con esto que si nos ponemos en serio como ciudad, como Gobierno, para al menos poder marcar un punto de inflexión para que esto deje de ser lo que viene siendo, necesitaremos un tiempo.

Usted se ha dado un plazo de diez años. ¿Por qué tanto tiempo? La brecha de desigualdad que tenemos en nuestra ciudad requiere un marco temporal de años para revertirla. ¿Por qué he puesto 2030? Tenemos un plan estratégico en Sevilla que se marca unos objetivos para ese año y dentro de sus ejes de actuación más importantes está la lucha contra la pobreza y la desigualdad. Sería un iluso y estaría tomando por ilusa a la gente si les dijera que cuando acabe este mandato lo tendremos resuelto, pero creo que estaremos en el camino para conseguirlo, porque tenemos herramientas suficientes para intentar cambiar la realidad en diez años. Como lo creo posible, mi compromiso es que sea así.

¿Se ha marcado algún objetivo para este mandato? Empezar a hacer las cosas mejor, con mayor nivel de resultados, recordando también lo que se hace. Entre 2015 y 2019 le hemos dedicado al Polígono Sur 15, 6 millones de euros. Hemos hecho un esfuerzo importante y creo que hemos dado avances relativamente importantes. Con ese dinero, por ejemplo, hemos consolidado la edificación de dos proyectos importantes: la Factoría Cultural y el centro de participación activa de mayores, que ya cuenta con 600 participantes. Lo que pretendemos ahora es que todo este esfuerzo lo hagamos de una forma mucho más coordinada, que nos permita generar sinergias y mejores resultados. Y, por primera vez, el Presupuesto destina 60 millones de euros a los planes integrales.

¿Cómo van a abordar esos planes? Generando oportunidades a las personas y recuperando ciudad. Con lo primero, nos referimos a la lucha contra el desempleo. Somos conscientes de que esta ciudad tiene unas tasas de paro registrado que están cerca de siete puntos por encima del promedio de España. Y la mayoría está centrado en ese paro estructural de las zonas desfavorecidas. Lo que nos obsesiona es que estas personas puedan estar en condiciones de entrar en el mercado laboral. Y esa es la dinámica que tenemos con los planes de empleo. Nos encontramos, además, que la sociedad, los agentes sociales, los empresarios, están receptivos y quieren trabajar con su Ayuntamiento. Estamos en un momento idóneo para hacer las cosas de forma diferente y encontrar en los próximos tiempos mejores resultados. El otro gran reto es la educación. Sería idóneo llegar a 2030 y que un chaval que entonces cumpla 20 años no sea un nini.

Hablemos de la recuperación de ciudad. Algunos de los barrios de transformación social son zonas bastante degradadas. No puede haber un concepto de ciudadanía plena si un ciudadano no tiene un entorno urbano donde se pueda mover con comodidad, con tranquilidad, con alegría, con equipamientos en limpieza, en seguridad... Esto también vamos a ayudar a normalizarlo.

Se lleva años trabajando en estas zonas. ¿Qué ha fallado hasta ahora? Hemos hecho muchos esfuerzos. Por ejemplo, se trabaja en el absentismo escolar de forma muy potente, pero es verdad que hasta ahora, aunque hemos conseguido mejoras, no hemos conseguido tener un absentismo asimilable de una forma más o menos homogénea en la ciudad, porque en las zonas de transformación se dispara. Probablemente, es lo que nos requiera mayor esfuerzo.

¿Se ha reunido ya con el nuevo comisionado del Polígono Sur? Tuvimos una primera reunión en septiembre. Él ahora tiene que asumir esa responsabilidad y necesitará su tiempo para contactar con el tejido asociativo del Polígono Sur para ir viendo todo lo que se venía haciendo y poniendo sobre la mesa objetivos y retos. Y, en otras cosas, poniendo su impronta. Estamos en una línea de coordinación y trabajo conjunto.

¿Hay alguna medida a corto plazo para las Tres Mil Viviendas? Seguimos trabajando en medidas que nos permitan, a medio plazo, mejorar el espacio y la prestación de servicios municipales. Recientemente hemos plantado dos grandes algarrobos en la barriada Murillo como un elemento más de regeneración urbana. No digo que con esto vayamos a cambiar la globalidad, pero son elementos que nos inducen a pensar que la atención que le dedicamos es cada vez mayor. Luego hay otros elementos que se escapan a nuestra competencia, como que la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía, AVRA, (dependiente de la Junta), desarrollara alguna actuación diferente en el parque público de viviendas de Polígono Sur en los bloques aún no rehabilitados.

¿Y para el Vacie? Mi objetivo es erradicarlo y eso se mantiene. Si yo gestiono rutinas, puedo decir esto y dejar las cosas igual o decir nada y el problema se mantiene. O me pongo retos que yo sé que son muy exigentes y en un marco temporal difícil, pero que me sirven de acicate para intentar llegar a ese objetivo. Yo funciono así. Por tanto, se mantiene el objetivo. No pudimos hacerlo en el primer mandato y esperamos hacerlo en este, más bien pronto que tarde. Mi objetivo, incluso, es acabar en este 2020 con el Vacie. Sigo diciendo que es un objetivo muy exigente, pero eso me obliga a trabajar para que intentemos cumplirlo o llegar lo más cerca posible.

¿Se está creando un nuevo asentamiento en San Jerónimo? Los profesionales no lo definen como un asentamiento nuevo. Son familias de otros países de la Unión Europea, que vienen y utilizan ese entorno. Es un solar que pasó hace poco a titularidad municipal por diferentes motivos y en el que ya tenemos elaborado todo un plan de actuación de adecentamiento del solar y ya hemos intervenido.

¿No le preocupa entonces que vaya a más? Estaremos muy alertas a este tipo de situaciones en el conjunto de la ciudad para, donde pueda generarse aparentemente un asentamiento chabolista, intervenir lo más rápido posible para que no se consolide.

Los vecinos de la Macarena hablan de suciedad, inseguridad, peleas... ¿Comparte esta imagen que se está dando del barrio? No, pero quiero matizarlo. No comparto que estemos en una situación alarmante. Los problemas existen y hay momentos en los que puede haber casos de personas que alteran, que ensucian, que tienen conductas incívicas. Eso no lo voy a negar. Pero no me gusta estigmatizar al colectivo de personas sin hogar ni a nadie. Estamos trabajando en la descongestión del barrio y hemos recuperado un equipo de intervención, formado por cuatro integradores sociales, que trabajan con estas personas mañana y tarde. Y se están consiguiendo buenos resultados. Pero no se puede meter a nadie en un albergue contra su voluntad. Se trabaja desde la profesionalidad, pero intentando que sea la propia persona la que al final dé su visto bueno.

¿Cuándo se pondrá en marcha el nuevo centro que sustituirá al de Virgen de los Reyes? Siendo realistas y si todo va bien, espero que a finales de este semestre o principios del segundo.

¿Se desconcentrará algún otro centro? Vamos a seguir trabajando en la desconcentración, pero los temas de políticas sociales hay que entender que son muy sensibles y hay que tener cierto grado de moderación, aparte del rigor, y discreción. Vamos a seguir trabajando y viendo cómo podemos seguir desconcentrando algunos recursos más del área de Macarena.

¿Hay fecha para la actualización del censo de personas sin hogar? Es uno de los objetivos de 2020, aunque aún no tenemos cerrado en qué mes se podrá hacer.

¿Prevé que la cifra del último recuento, de 444, aumentará o disminuirá? Prefiero atenerme a los datos y no moverme por percepciones. Hablamos de una población que en un estado de derecho puede moverse libremente y puede ser bastante dinámica y fluctuante. Por los datos que tenemos hasta ahora, la mayor parte son de esta ciudad o del área metropolitana más que ciudadanos de otros países. Si ese perfil se mantiene, uno esperaría, pero reitero el condicional, estar en una cifra similar.

¿En qué punto se encuentra la rehabilitación de los pisos de Los Pajaritos? Estamos en la elaboración del proyecto definitivo y esperando a que la Junta saque en este primer trimestre las bases que regularán las ayudas para regeneración y rehabilitación urbana. Dentro del plan están todas las viviendas, pero es mucho más inmediato abordar las públicas.

¿Será rehabilitación o demolición? No está cerrado del todo, pero ahora está planteado trabajar sobre la rehabilitación. Si fuera necesario en alguna parte concreta una estrategia de demolición, se retomaría.

Cuando hablamos de zonas desfavorecidas, lo hacemos sobre todo del Polígono Sur. Pero ¿en qué estado están el resto de planes integrales? Tenemos una estrategia común a todas las zonas con una misma metodología, que busca generar oportunidades a las personas y generar elementos que nos permitan la inclusión sociolaboral. Es la estrategia Eracis, un programa con financiación del fondo social europeo que coordina la Administración autonómica y que mantiene una línea de subvención que viene del año pasado. Y en eso estamos trabajando desde junio de 2019 con la incorporación de 88 profesionales. Y luego, actuaciones más específicas que cada plan necesita. En Palmete, estamos actualizando la red de saneamiento y abastecimiento, una demanda histórica de los vecinos. En Su Eminencia hay un problema crónico y enquistado, el desarrollo de una parte de los terrenos que rodean el entorno, que son titularidad de AVRA y que no acaban de desarrollarse. En Polígono Norte y El Cerezo tenemos más proyectos de intervención sobre las personas. Y en Padre Pío, pretendemos vincular el barrio con el Parque Riberas de Guadaíra.

Hablamos de zonas en las que viven más de 100.000 personas, el 15% de la población de Sevilla. No se olvidan entonces de ninguna. Ni nos olvidamos ni hacen que nos olvidemos, lo cual es bueno, porque eso refleja que tenemos una ciudadanía pujante, exigente y crítica con sus representantes. Pero también motu propio, el Ayuntamiento no se olvida de las zonas de transformación, lo tenemos como uno de los elementos prioritarios de la acción de Gobierno.

¿Adherirse a los planes de empleo de empleo de la Junta sigue sin ser viable económicamente? Si no cambian las reglas, difícilmente vamos a poder solicitarlos. Porque las condiciones de retribución a los profesionales que se contratan chocan con el marco retributivo y de derechos que tienen establecidos los empleados públicos municipales mediante su convenio. Teníamos un acuerdo con los representantes sindicales, pero se planteó una situación de conflicto colectivo en un tribunal y en la última subvención que teníamos de la Junta nos habían dado 10 millones de euros y para adecuarlo se nos subía a más de 25. Hemos solicitado que en los próximos programas tengan en cuenta esta realidad, que afecta a otras ciudades, como Málaga, porque nosotros queremos y necesitamos esas herramientas, pero en estas condiciones nos lo ponen muy difícil, por no decir imposible.

El paro sigue siendo la principal preocupación ciudadana. ¿Qué hace el Ayuntamiento para paliar el problema? Además de los planes de empleo propios ?entre 2015 y 2019 hemos manejado cerca de 35 millones de euros?, trabajamos, cada vez más, en colaboración con quien es capaz de generar riqueza desde el ámbito privado. Intentamos que el turismo pueda generar empleo. Pero también nos interesa la actividad industrial. Se ha recuperado la zona de astilleros; estamos colaborando con la Zona Franca como elemento logístico e industrial; y queremos volver a recuperar la construcción, con unos cauces y patrones diferentes a los que hemos conocido en la década 2000-2010, para que vuelva a tener pujanza como generador de empleo.

¿En qué punto se encuentra el Plan Local de Salud firmado en 2016? Está elaborado fundamentalmente para trabajarlo sobre determinantes de salud. Tenemos una línea sobre estilos de vida, en la que estamos trabajando mucho, donde intentamos promover hábitos saludables. Estamos incidiendo fundamentalmente en alimentación sana y saludable e intentando generar pautas alimenticias adecuadas, que sean protectoras en población infantil, en los jóvenes. Trabajamos con la comunidad educativa ofertando una serie de programas muy completos con profesionales altamente cualificados, que nos lleven a que los jóvenes que están ahora en el colegio vayan adquiriendo hábitos saludables a la hora de alimentarse. Al mismo tiempo, estamos intentando generar un elemento más que permita luchar contra la obesidad. También hemos puesto a Sevilla en la línea de las ciudades del planeta en la lucha dentro del ámbito local contra la pandemia del VIH Sida y fuimos la primera ciudad española que se adhirió al programa de ciudades libres del VIH Sida en 2030. Y estamos trabajando en la línea Sevilla, ciudad cardioprotegida. En el anterior mandato dotamos o acabar de dotar a la inmensa mayoría de edificios municipales de desfibriladores semiautomáticos y formamos a los empleados públicos en RCP básica instrumentalizada.

¿Cuándo se pondrá en marcha el programa bucodental anunciado? Ya está en marcha. Es un programa que tiene dos vertientes. La de servicios sociales está destinada a familias que tienen situaciones socioeconómicas que no les permiten acceder a tratamientos que están fuera de la cobertura del sistema sanitario público. Esto llegará a más de 100 personas. La segunda es la línea dentro del ámbito de salud de rehabilitación de personas con adicciones. Una de las cosas que se encontraron los profesionales es que buena parte de estas personas no tenían dentadura. Así que establecimos que, dentro de los centros de día que tenemos para personas con adicciones, y donde uno de los objetivos es la reinserción laboral, uno de los elementos que se trabaja es que la persona mejore su autoestima y su imagen para favorecer que encuentre un trabajo.

Ya se han dado pasos, pero ¿qué más se puede hacer con las casas de apuestas? Este año, por primera vez, la clásica subvención que se da a entidades que trabajan con adicciones la hemos abierto no solo a subvencionar proyectos vinculados a la adicción a sustancias sino también a adicciones sin sustancia, entre ellas el juego.

¿Le preocupa que el precio de los alquileres en Sevilla genere una bolsa de trabajadores pobres que no pueda acceder a la vivienda? Tenemos un reto como sociedad, que es tener una ciudad que muchas personas quieren visitar y que eso no produzca un efecto deletéreo sobre los hábitos en las viviendas. Los datos hasta ahora son para estar muy vigilante, para evitar la gentrificación y la dispersión. Este es un factor, pero no el único. El mercado de alquiler está teniendo un incremento importante y nuestro reto son las generaciones jóvenes. Hemos puesto en marcha el Índice de Precios de Referencia del Alquiler, que no tiene un carácter impositivo. Pero se necesita un rango normativo superior, autonómico o estatal.

¿El problema de los desahucios ha desaparecido? No, sigue habiendo desahucios en la ciudad, pero hemos conseguido tener un sistema para dar respuesta a las familias que se quedan en situación de riesgo de pérdida de vivienda. Nadie se puede quedar en la calle, y eso sí lo hemos conseguido. Pero los desahucios no han desaparecido.

¿Y cree que desaparecerán a corto plazo? Lo que estamos viendo en los últimos tiempos es que hay una tendencia hacia los problemas cuando son alquileres entre particulares. No sé si desaparecerá, porque ese campo no lo podemos controlar desde el ámbito de lo público.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (53002 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
33
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.