Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Miseshis escriba una noticia?

La inyección masiva de «liquidez» de la Reserva Federal también beneficia al Tío Sam

4
- +
26/03/2020 01:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

imageHay mucho que decir con respecto a los anuncios sorpresa de la Reserva Federal -incluyendo su sorpresa del domingo de 700 mil millones de dólares en QE renovado y la eliminación completa de todos los requisitos de reserva para los bancos, pero aquí permítanme concentrarme en un elemento: la tendencia de los funcionarios de la Reserva Federal y de todos los expertos a tratar las inyecciones de «liquidez» como si no contaran tanto cuando distorsionan la economía. He visto a algunos analistas llamar literalmente «gratis» a las operaciones de repos de la Reserva Federal, en contraposición a la política fiscal, que según ellos cuesta algo.

Estas distinciones son falsas. Los 1, 5 billones de dólares de la Reserva Federal fueron una «limosna» de la misma manera que un contrato de un avión de combate del Pentágono es una limosna para un contratista de defensa. Sin embargo, los defensores de la Reserva Federal tienen razón en que las instituciones financieras per se no están cosechando ganancias extraordinarias de la nueva política. No, los principales beneficiarios de los recientes anuncios de la Fed son los titulares de la deuda del Tesoro de los EEUU (que incluye los bancos de inversión, por supuesto), así como el Tesoro de los EEUU, que, después de todo, es la institución que emite la nueva deuda del Tesoro. La masiva ola de creación de dólares que pretende la Reserva Federal tiene por objeto mantener la liquidez de la deuda emitida por el Gobierno de los Estados Unidos cerca de la del dinero emitido por el Gobierno de los Estados Unidos.

Piense lentamente en lo que es el mercado de repos: es un mercado en el que las empresas venden sus valores del Tesoro (u otras garantías muy seguras) a cambio de dólares reales, pero también acuerdan contractualmente «recomprar» (de ahí el nombre) estos Tesoros después de un cierto tiempo. Ahora, hay una diferencia (ligera) incorporada en el precio de venta/compra, lo que permite al prestamista implícito de dinero obtener un rendimiento por ello.

Especialmente para los préstamos de efectivo a un día, el mercado de repos a corto plazo parece ser un préstamo muy seguro. Después de todo, la parte que adelanta el efectivo se queda con los valores del Tesoro como garantía. Específicamente, si la otra parte que necesitaba el efectivo termina siendo incapaz de recomprar los bonos del Tesoro, entonces la parte que prestó el dinero por lo menos se queda con ellos como compensación por el incumplimiento contractual. Así pues, el prestamista, o bien a) recupera su dinero con intereses, o bien b) se queda con los valores del Tesoro.

Ahora lo que la Reserva Federal anunció la semana pasada es que ella misma entrará en el mercado de repos y estará preparada para ofrecer hasta 1, 5 billones de dólares americanos (de reciente creación) para permitir a las instituciones que prometan sus Tesoros como garantía y pidan prestado esas enormes sumas. Pero estas transacciones no serán préstamos de un día para otro, sino que los 1, 5 billones de dólares consisten en 500.000 millones de dólares de financiación en los contratos de repos a un mes y a tres meses .

Más sobre

El objetivo de esta intervención de la Reserva Federal fue mantener el tipo de interés implícita en el mercado de repos del Tesoro a niveles aceptables. En otras palabras, si la Reserva Federal no hubiera intervenido, entonces los tipos de repos se habrían disparado. Recuerden, el pasado septiembre el tipo de repos subió repentinamente del 2, 2 por ciento al 6 por ciento en dos días. En ese momento se consideró una crisis, lo que justificó la gran (y recientemente ampliada) intervención en curso de la Reserva Federal en los mercados de repos.

Es cierto que cuando el miedo se apodera del mundo, los inversores miran a la deuda del gobierno de EEUU como un «refugio seguro». Por eso, el rendimiento de los bonos del gobierno de los Estados Unidos se ha hundido recientemente hasta mínimos históricos y los mercados de valores están cayendo: muchos gestores de cartera están pasando de los activos de renta variable a los de renta fija.

Pero lo que revelan los picos en el mercado de repos es que a muy corto plazo, como un período de 1-90 días, el efectivo real es el rey. En este momento, los administradores de activos no ven en absoluto un valor del Tesoro «casi lo mismo» que los dólares estadounidenses emitidos por la Reserva Federal. Una forma en que el mercado comunica tal cambio en el apetito por el riesgo es un «aumento vertiginoso» de los tipos de interés implícita en el mercado de repos del Tesoro. Las personas que controlan el efectivo real de los EEUU en este momento no están tan dispuestos a ver que se transforme en una cantidad «equivalente» de los Tesoros, y por lo tanto exigen una mayor compensación (retorno de intereses) para hacer el intercambio de activos. Este es el proceso de mercado que la Reserva Federal está tratando desesperadamente de golpear.

Al anunciar que está dispuesta a arrojar hasta 1, 5 billones de dólares en dinero creado electrónicamente para dar préstamos a tres meses a las instituciones que han comprado deuda del Tesoro, la Fed está rescatando no sólo a los titulares de la deuda del Tesoro, sino también al propio Tesoro. La Reserva Federal está asegurando una demanda saludable (ahora y en el futuro percibido) para los Tesoros, ya que ahora los comerciantes de bonos privados no se preocuparán por un cambio repentino en la liquidez de sus activos.

Si la Reserva Federal comprara 1, 5 billones de dólares en material militar, todo el mundo lo reconocería instantáneamente como un regalo a los contratistas de defensa y a sus principales proveedores, incluidos los trabajadores de montaje (que podrían vivir en el estado de un político que votara a favor del proyecto de ley de gastos). Del mismo modo, cuando la Reserva Federal anuncia 1, 5 billones de dólares de nueva financiación disponible para una cierta porción del sector financiero, es un regalo para esas instituciones y sus proveedores, como el Departamento del Tesoro, que ha aumentado la deuda en 1, 1 billones de dólares adicionales en los últimos doce meses.

Fuente.


Sobre esta noticia

Autor:
Miseshis (1963 noticias)
Fuente:
miseshispano.org
Visitas:
24
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.