Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alba Rosa OrtÍz SÁnchez escriba una noticia?

Gestiòn de los sistemas de investigaciòn universitaria en Amèrica Latina

13/07/2010 02:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La educación superior está bajo creciente presión, a nivel de toda América Latina, la educación superior empieza a ser evaluada con participación de pares académicos, para asegurar la calidad de sus procesos y productos

En casi todas partes del mundo, la educación superior enfrenta problemas similares y experimenta transformaciones que apuntan en una dirección común. Algunos analistas lo atribuyen a los cambios que trae consigo la globalización, los cuales obligan a los sistemas a adaptarse a desafíos que producen respuestas orientadas en una dirección común.

En todas partes, la educación superior es vista como un pilar de la competitividad de los países, debiendo apoyar su inserción en un sistema económico global que usa el capital humano y el conocimiento avanzado como principales factores de producción. Por lo que debe hacerse cargo de aumentar las oportunidades de formación en favor de los jóvenes graduados de la educación media y de la población en su conjunto, en la perspectiva de la educación a lo largo de la vida.

Por otro lado, debe diversificar su oferta y plataforma de proveedores con el fin de acomodar a un número creciente de jóvenes y adultos con variadas demandas formativas, junto con responder a las dinámicas de expansión, diferenciación y especialización del conocimiento avanzado, en torno al cual se tejen las redes productivas, tecnológicas, de comercio y políticas de la sociedad actual.

A nivel de toda América Latina, la educación superior empieza a ser evaluada externamente, con participación de pares académicos y representantes de los gobiernos y del sector productivo, para asegurar la calidad de sus procesos y productos, la efectividad de sus resultados y la eficiencia de su operación, al tiempo que se busca elevar su transparencia y responsabilidad frente a diversos actores interesados.

La educación superior es vista como un pilar de la competitividad de los países, que usa el capital humano y el conocimiento avanzado como principales factores de producción

A las Instituciones de educación superior de estos países se les exige aumentar la relevancia y pertinencia de sus funciones; esto es, incrementar su contribución a la profesionalización y tecnificación de la economía, alinearse con las cambiantes demandas del mercado laboral, participar en la frontera del conocimiento y alimentar el continuo proceso de reflexión y análisis mediante el cual las sociedades modernas conducen sus asuntos públicos.

Por último, en todo el mundo la educación superior está bajo creciente presión para ampliar y diversificar sus fuentes de financiamiento y así poder hacer frente a la espiral de costos desencadenada por la masificación de la matrícula, las exigencias de calidad y pertinencia, la producción del conocimiento avanzado, la complejidad de las funciones de gestión, la incorporación de las tecnologías de información y, en general, la carrera competitiva por reputaciones y prestigio académico en el mundo global.

Como resultado del ajuste de los sistemas a estas demandas y presiones, la educación superior experimenta un conjunto de transformaciones que pueden agruparse en siete grandes tendencias:

  1. Masificación de los sistemas, producto de la oferta cada vez mayor de oportunidades de acceso;
  2. Diferenciación horizontal y vertical de los sistemas e institución.
  3. Aseguramiento de la calidad de los servicios y productos a través de procedimientos y normas de responsabilidad pública de cada instituciones;
  4. Demandas crecientes dirigidas hacia las instituciones y los sistemas para elevar la relevancia y pertinencia de sus funciones de conocimiento;
  5. Diversificación y racionalización de las fuentes de financiamiento de la educación superior; lo que permitirá un mayor acceso de jóvenes al sistema educativo.
  6. Adopción de culturas organizacionales centradas en la innovación y el emprendimiento.
  7. Desplazamiento del centro de gravedad de la educación superior desde las esferas del estado y del poder corporativo hacia la esfera del mercado y la competencia.

En conclusión, la rigidez del aula, el currículo inflexible y desfasado, la enseñanza autocrática y magistral; al igual que la tiza y el pizarrón son parte del pasado. Hoy el mundo está en una transición hacia la educación continua virtual, como el mecanismo para actualizar permanentemente saberes, como instrumentos para la realización de estudios especializados que se carecen en los países de América Latina.


Sobre esta noticia

Autor:
Alba Rosa OrtÍz SÁnchez (2 noticias)
Visitas:
260
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.