Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Crónicas Bárbaras escriba una noticia?

Felipe VI ante el golpe de Estado

31/05/2017 08:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En la falsificación de la historia para reclamar la independencia los nacionalistas catalanes legitiman su soberanía en los reyes de la que llaman Corona Catalano-Aragonesa.

Título que nunca existió porque en Cataluña hubo principados y condados, el principal el de Barcelona, unido en 1162 al reino de Aragón.

Sus descendientes fueron Reyes de España con el matrimonio de Fernando de Aragón e Isabel de Castilla, aunque continuó la vigencia de aquellos viejos títulos como el del Principado de Gerona, hoy de la Infanta Leonor; Don Juan de Borbón, abuelo de Felipe VI, usó habitualmente el de Conde de Barcelona hasta su fallecimiento en 1993.

Tres miembros del actual Gobierno han advertido que España está sufriendo un golpe de Estado en Cataluña: la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal y el ministro de Cultura y portavoz, Íñigo Méndez de Vigo.

Situación equiparable la de antes del 23 de febrero de 1981, cuando el teniente coronel Antonio Tejero preparaba el golpe de Estado que abortó el hoy Rey Emérito, Juan Carlos I interpretando la Constitución y ordenando la vuelta a los cuarteles de los militares levantiscos.

Aquel intento fue tan incruento como el que perpetra lentamente la Generalidad catalana, aunque entonces Tejero y los suyos usaran el poder intimidatorio de la armas.

Los actuales golpistas usan otros artefactos: un poder legislativo rupturista del que carecen al estar invalidado por el Tribunal Constitucional y la amenaza de levantamientos populares si no se les permite forzar ilegalmente la separación de España.

El Gobierno actúa con cautela y Felipe VI mantiene un silencio absoluto. Incluso tras sufrir nuevos abucheos y silbidos en Madrid, también al himno nacional, en la Copa del Rey de fútbol, saludó afablemente al jefe del golpe, Carles Puigdemont, presidente de la Generalidad.

Felipe VI, que además es el vigente Conde de Barcelona, ¿no tendría que pronunciarse al menos para condenar el Golpe, ya que evitarlo ahora no se relaciona con militares sino con el peso constitucional del Jefe del Estado y con el poder ejecutivo del Gobierno?

---------

SALAS

image


Sobre esta noticia

Autor:
Crónicas Bárbaras (2357 noticias)
Fuente:
cronicasbarbaras.es
Visitas:
3467
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.