Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diariodesalud escriba una noticia?

Fallece médico propietario de la clínica Santo Tomas en Barahona

23/06/2017 14:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

BARAHONA/ DIARIO DE SALUD--. Falleció este viernes el médico Gerineldo Pérez Espinosa, propietario de la clínica Santo Tomás, en Barahona.

Pérez Espinosa murió a la edad de 84 años y su sus restos están siendo velados en la Funeraria El Ángel, de la citada provincia. Será sepultado este sábado en el cementerio Americio Melo. Se desconoce la causa de su deceso.

Le sobreviven sus hijos Marlene Messila y Joel y su esposa Norma Figuereo.

Gerineldo Pérez Espinosa, nació el 25 de mayo de 1933. Hijo de Margarita Pérez Cuello y Félix Pérez Amador (Buchincho), quien procreó 19 hijos con diferentes mujeres.

Patria, Elizardo, Manuel Aquino, Luis Beltrán, Héctor, Elsa, Elsa María, Felito Pérez Espinosa; Félix Pérez Ramírez, Gerineldo, Aura Pérez y Pérez. Además, Alejandro Pérez López, así como Felipe, Felipe Amauris, Felín y Norka Féliz Pérez, y por último, Freddy, Banessa, Joaquín Virgilio y Félix Manuel Pérez Féliz, son los hijos de quien fuera el padrote, es probable, más productivo en la región Sur de la época.

Buchincho tenía una vida comercial activa, se dedicaba a varias actividades, desde propietario de un matadero, hasta ser dueño de colmados o pulperías hasta tener vehículos que cubrían la ruta Barahona-Neiba.

Todos sus hermanos se hicieron profesionales, porque su padre se preocupó por llevarlos a la escuela, razón por la cual trasladó a sus hijos desde Cachón al municipio de Barahona, a partir del 1940.

El éxito obtenido por Pérez Espinosa se le atribuye, a la familia, su actitud como médico y su entrenamiento que tuvo en el hospital Juan Pablo Pina de San Cristóbal, recién salido de la universidad en 1970, y su posterior llegada al Jaime Mota de Barahona y la región IV de Salud, que comprende las provincias, además, de Pedernales, Bahoruco e Independencia.

Con doña Norma, procreó a sus tres hijos; la también médico Norma Marlene Pérez Figueroa, gastroenteróloga en el hospital Salvador B. Gautier y especialidad en Madrid y Barcelona; la abogada Melissa Yamilka, con una especialidad en la universidad de Complutence de Madrid en Derecho Comercial y un diplomado y el hombre de los tres, Yoel Gerineldo Pérez Figueroa, quien es técnico en Informática.

En diciembre del 1970 comenzó a hacer inversiones en la clínica Santo Tomás, siendo en aquella época muy reducida, y hoy cuenta con prácticamente media cuadra. El propietario original del centro médico, el más grande hoy de Barahona, era Tomás Alcibíades Espinosa, en los años 1954-56. Luego del doctor Espinosa pasaron por la clínica el epidemiólogo David Richardson y Andrés Bolívar Acosta, médico general.

Después de pasar por centros educativos de Cachón y Barahona, donde se hace bachiller, ingresa a la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), obteniendo el grado de médico el 28 de julio del 1960, pero un año anterior a la investidura ingresa al hospital Juan Pablo Pina de San Cristóbal, donde trabaja en cirugía general.

Al llegar a Barahona, su primer nombramiento fue ayudante de cirugía en el Jaime Mota, 1970, un año después, director nominal, pero desde el 1975 al 1979, director titular.

Pérez Espinosa junto a otros galenos, fue escogido por el hospital Johns Hopkins University para un curso intensivo de biología reproductiva y humana, siendo enviado al hospital general de Obstetricia de Monte Rey, México, llegando luego a la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia en Santo Domingo, donde debió poner en práctica lo aprendido en el país azteca.

Posteriormente regresa al hospital Jaime Mota y la clínica Santo Tomás, donde trabaja en medicina reproductiva.

Cuando llega a la clínica en diciembre del 1971, sólo tenía ocho camas y dos consultorios, mientras hoy cuenta con 48 consultorios y 40 camas, distribuidas en swit, privadas y camas dobles, además de seis cubículos de emergencias y laboratorios clínicos, rayos X, mamografía, Sonografía, endoscopía y un centro de diagnóstico con consultorios de resonancia magnética, tomografía, prueba de esfuerzo, sintometría, eco, mapa, horter, Sonografía, entre otros.

En la clínica Santo Tomás se ofrecen los servicios de medicina familiar, interna, cardiología, pediatría, ginecología, obstetricia, neumología, oftalmología, hematología, ortopedia, psicología, psiquiatría, cirugía general, neurología, endocrinología, entre otras especialidades, para que los pacientes no tengan que ir a Santo Domingo en busca de salud.


Sobre esta noticia

Autor:
Diariodesalud (22321 noticias)
Fuente:
diariodesalud.com.do
Visitas:
2058
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.