Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Aicrag escriba una noticia?

¿Extrema izquierda en España?

8
- +
23/12/2019 13:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Extrema izquierda es un término utilizado en política para definir partidos políticos de ideologías como el anarquismo, el anarcocomunismo o el maoísmo entre otros

En España algunos tienen la tendencia absurda y malintencionada de calificar a Podemos como un partido de extrema izquierda, sobre todo desde que ha aparecido Vox. Da igual que su programa sea una buena iniciativa destinada a mejorar las condiciones de vida del pueblo, hay que descalificarlo. Este es el nicho de un objetivo que propugna una derecha manchada, una derecha cogida por las pelotas por una fuerza totalitaria. Cada vez más idiotas y vocingleros tertulianos sin ningún argumento, pero con mucha mala leche aparecen en televisión para inocular esa mierda inventada a los televidentes. Chikilicuatres de una derecha asustada que no sabe perder. Para quienes todos los demás son comunistas, etarras, separatistas y antisistema. Y es que ya lo dice el refrán, “cree el ladrón que todos son de su condición”.

Primero, estas comadres, alcahuetas y trotaconventos que la derecha usa a su antojo para difamar y soltar bulos sin conocimiento, deberían entender mejor el concepto de izquierda, un principio que no se agota en el socialismo o el comunismo, como muchos creen, porque no expresa una identidad política básica, un ideal determinado, o un modelo de sociedad. El concepto de izquierda es a la vez un proyecto de convivencia con un programa efectivo para ejecutarlo, fundado en una ideología definida y con una visión del mundo en base a sus valores.

Quizás por esto mismo, ser de izquierda, es para muchos descerebrados, simplemente una posición respecto a otros, una ubicación. Es decir, es una idea relativa, relacional. O dicho de otra manera, la identidad de la izquierda, para estos cerebros portentosos, depende más bien de la identidad de quienes se ubican a su derecha y no del interés general y la búsqueda de la igualdad y el bienestar.

Esto viene de la idea agotada que se tiene de un contexto en el que solo existen dos posiciones políticas, como sucedía hasta hace poco en España, donde el espacio de la derecha lo ocupaban los conservadores y tradicionalistas (PP), y un partido más innovador como el PSOE, cuya identidad política en sus últimos años ha sido más bien liberal, se ubicaba por descarte a la izquierda.

Ahora bien, hoy, con otros partidos mayoritarios en el hemiciclo, la presencia de estos movimientos más definidos, ubica a los primeros en una posición más moderada. Lo que empuja a que estos partidos políticos iniciales puedan cambiar de posición, pasando de una posición templada más fiel a sus principios a otro espacio más vehemente.

Podemos asume que los cambios políticos y sociales solo son posibles a través de medios democráticos

Haciendo historia, podemos afirmar que tanto los movimientos liberales, los movimientos democráticos y los movimientos socialistas surgieron de la izquierda. Pero enseguida, los liberales se deslizaron a la derecha, cuando fueron rebasados por la izquierda real, los primeros partidos socialistas.

Hoy, en el contexto particular de España, las posiciones definidas de cada fuerza son consideradas respecto a la idea que se tiene del resto, por eso algunos hablan de que Podemos es de extrema izquierda, simplemente porque su posición en el espectro ideológico está más a la izquierda que el resto. Pero en realidad su ideología socialista y transversal no ha variado y sigue siendo la misma que cuando comenzó a dar su primeros pasos en el panorama político nacional.

Otra cosa es aparecer con ideas ya de inicio radicales respecto del credo sustancial, como ocurre con Vox dentro del espacio conservador. Ahí si se puede hablar de extrema derecha. Exaltación de valores adecuados según sus criterios; simbolismos; tendencia militarista y de orden; la nación frente al extranjero decadente; xenofobia; conservadurismo; tradicionalismo; y en casos graves, pueden darse elementos hegelianos que defienden que el orden instituido ha sido propuesto directamente por Dios.

En definitiva, no se puede considerar a una fuerza como extrema izquierda cuando acepta la legalidad del Estado, cuando asume que los cambios políticos y sociales solo son posibles a través de medios democráticos, o cuando piensa que el orden establecido no puede subvertirse a través de la revolución, sino con medidas políticas propuestas y tratadas en las Cámaras de representación. Y esto es Podemos, una fuerza democrática que asusta porque sus medidas sociales no favorecen a los más opulentos, aunque tampoco les perjudica, es más, simplemente les da la ocasión de ser tan patriotas como se autodefinen, contribuyendo en la medida de sus posibilidades como el resto del pueblo en el sostenimiento del Estado.

Si Podemos fuera extrema izquierda, consideraría como consecuencia de lo anterior que, la violencia sería tal vez la única forma para conseguir sus fines políticos. Y esto, yo nunca lo he visto ni en su programa ni en su ideario.


Sobre esta noticia

Autor:
Aicrag (274 noticias)
Visitas:
40
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Empresas
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.