Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carmen Alemany Panadero escriba una noticia?

Un enclave étnico chino en Madrid

21/07/2018 03:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En Usera hay empadronadas 8.938 personas de nacionalidad china. Usera se considera por algunos analistas un enclave étnico chino. Hay tiendas chinas, peluquerías, supermercados, abogados, guarderías y todo tipo de servicios donde se habla y se escribe en caracteres orientales

 

Después de varios meses trabajando en el CSS de Usera, recibí por primera vez a una persona de la comunidad china de este Distrito. Me llama la atención la escasa afluencia de personas de origen chino en el CSS, ya que se trata de la comunidad extranjera más numerosa del Distrito. En Usera hay empadronadas 8.938 personas de nacionalidad china. Usera se considera por algunos analistas un enclave étnico chino. Por ello, llevaba tiempo preguntándome dónde se hallaban los chinos de Usera, y por qué no aparecen por servicios sociales.

La comunicación con las usuarias que han acudido ha sido complicada, ya que una de ellas no hablaba español, y la otra (que venía a ejercer de “traductora”) únicamente sabía encadenar algunos sustantivos y algún verbo. La barrera del idioma ha supuesto una dificultad, aunque hemos logrado entendernos finalmente. La improvisada “traductora” me ha preguntado que nosotros qué hacemos exactamente, y que si somos algo parecido a la Cruz Roja (me hizo mucha gracia).

La autora Mireia Vargas (2014) señala las dificultades que encuentra el colectivo chino para desenvolverse en los servicios públicos españoles debido a barreras lingüísticas y culturales. Esta autora señala que la barrera del idioma afecta incluso a las personas que residen en España desde hace años, generando inseguridad y frustración. A esta barrera lingüística, hay que añadir el desconocimiento de los sistemas públicos sanitario y educativo, lo cual les hace reacios a acudir a los mismos. De hecho las usuarias que hemos atendido hoy, desconocían la finalidad y funciones de los servicios sociales (expresando una vaga noción de que son algo similar a Cruz Roja). Además del desconocimiento del sistema y del idioma, Vargas señala que se trata de una comunidad con fuertes lazos de solidaridad y ayuda mutua, a la que suelen acudir con preferencia a los servicios públicos.

El estudio de Vargas recoge los siguientes testimonios de migrantes de origen chino:

“Mi marido tuvo un accidente en el ámbito de la construcción y, en esa época, yo no sabía nada de español. En el hospital, su jefe dijo que mi marido había tenido el accidente en casa y, por eso, yo dejé de confiar en los amigos. Solo confío en el personal de servicios sociales que realmente nos ayudó”. (Migrante china).

“En una ocasión tuve un choque con el coche, pero no me hice mucho daño. Como no me podía expresar bien, al final, después de que un amigo extranjero me acompañara al médico, no nos pudimos entender y tuve que pagar yo misma el tratamiento”. (Migrante china)

Gladys Nieto, investigadora del Centro de Estudios de Asia Oriental de la Universidad Autónoma de Madrid, señala que el 70% de los chinos de Usera proceden de Zhijiang. La integración laboral de esta comunidad es buena, por su sentido emprendedor, además de contar con donaciones de su embajada para financiar las iniciativas empresariales, pero la integración social es más difícil por la barrera lingüística, por lo que tienden a relacionarse con otros ciudadanos chinos. Esta autora señala que la mayoría de ciudadanos chinos han desarrollado lo que ella denomina como “economía étnica”, en la que la mayoría de las relaciones son con compatriotas. No obstante, esta autora señala que existen relaciones de amistad entre chinos y no chinos, y también parejas mixtas, aunque no sean muchas.

El colectivo chino encuentra difixultades para desenvolverse en los servicios públicos españoles debido a barreras lingüísticas y culturales

En blogs y medios de comunicación se pueden hallar testimonios de personas chinas integradas en España. Concretamente en La Lupa Digital encontramos los siguientes:

En España, la vida es mejor, ya no quiero volver a China”. (Jiaowei, migrante china).

“Aquí vivimos mejor que en China. Los chinos son muy trabajadores y mientras tengan trabajo no hay problema para ellos. Sólo se van los que no tienen aquí a su familia “. (Meng Xiao, migrante china).

“Viví mucho tiempo en Latinoamérica, por eso hablo bien el español. No echo de menos mi tierra. Es verdad que tenemos fama de ser un poco cerrados y aislados del resto de vecinos, pero la gente joven, como yo, es abierta y se relaciona con todos. Los mayores, tal vez, son más retraídos, pero hay que tener en cuenta que la barrera idiomática no es algo menor”. (Chieng Han Wu, migrante chino).

En Usera hay una nueva generación de jóvenes chinos, los conocidos como chiñoles, que son los hijos de chinos nacidos y criados en España. El término chiñol lo acuñó el joven Shaowei Liu en una entrevista para Globalasia. Liu se definía como chiñol porque se sentía tanto chino como español y a la vez ninguna de las dos cosas. En China les ven como extranjeros, y en España les consideran chinos.

Vargas señala la importancia de contar con intérpretes y mediadores interculturales en servicios públicos, para facilitar el acceso a los servicios de todos estos miles de ciudadanos que se ven excluidos. Esta autora señala que las diferencias no son únicamente lingüísticas sino también culturales, y por tanto sería preferible un profesional versado en mediación intercultural con preferencia sobre un intérprete al uso. La Junta de Distrito de Usera cuenta con una mediadora intercultural china, de nombre Fang, aunque sería necesario disponer de una por cada CSS, ya que no siempre es posible que acuda a las entrevistas. Fang ha realizado la traducción al chino de la campaña Barrios por los Buenos Tratos en Usera, y ha colaborado en su difusión a la comunidad china de Usera, ya que por razones culturales, no conocen el concepto de violencia de género, por lo que se ha buscado concienciar a los miembros de la comunidad china sobre la necesidad de fomentar el buen trato en la pareja.


Publicado originalmente en Medium

Copyright Carmen Alemany Panadero

 


Sobre esta noticia

Autor:
Carmen Alemany Panadero (53 noticias)
Visitas:
4151
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.