Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Psicomaster escriba una noticia?

Depresión Infantil, ¿Cómo sé si mi hijo está deprimido?

18/11/2015 13:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Cuántas veces escuchamos decir a muchos padres “mi hijo es vago”, “no se entera de nada", “no presta atención”, …?. No son más que etiquetas que, lejos de ayudar, van a perjudicar al menor

¿Cuántas veces escuchamos decir a muchos padres “mi hijo es vago”, “no se entera de nada", “no presta atención”, “se porta fatal porque es un niño con muy mal carácter “, “quiere llamar la atención diciendo que le duele la tripa”…  y podríamos seguir apuntando una lista de cosas que probablemente a muchos de los lectores le  resultarán conocidas. Toda esta lista de enunciados no son más que etiquetas que, lejos de ayudar, van a perjudicar al menor.

Respecto a esta etiquetación que muchos solemos hacer, me gustaría resaltar que no es lo mismo que yo diga que "mi hijo es malo" o "tiene mal carácter", a que "mi hijo está portándose mal". En el primer caso estamos poniendo un adjetivo que describe a este niño y, por tanto, con pocas posibilidades de ser modificable; sin embargo, en el segundo caso, estamos hablando de un estado y por tanto, susceptible de ser modificable, se puede cambiar.

Lo cierto es que se nos pasa por alto  que todos estos apelativos no juzgan más que al niño y no se nos ocurre pensar que tienen que ver con un cuadro depresivo.

La depresión infantil es uno de los problemas más comunes en consulta, a veces cursa con otros trastornos como ansiedad, déficit de atención, …., entre otros, quedando ésta enmascarada.

Veamos aquí una serie de síntomas que tienen que ver con la depresión infantil y que nos pueden ayudar a darnos cuenta si mi hijo sufre alguno de ellos para poder reaccionar a tiempo:

Niños menores de seis años:

-Irritabilidad, rabietas, conductas destructivas, tristeza.

-Menos juegos con amigos, falta de interés en el juego.

-Problemas con las comidas, pérdida de apetito, no ganancia de peso, pérdida de peso, insomnio intermedio.

En un alto porcentaje de los casos además del tratamiento con el niño hay que hacer una evaluación a los padres

-Menos actividad física.

-Sentimientos de inutilidad (”soy tonto”), preocupación por el castigo, preocupación por el fracaso.

-Dificultades de atención y concentración.

-Autoagresiones en la cabeza, arañazos, tragarse objetos.

Niños mayores de seis hasta doce años:

-Estado de ánimo triste.

-Aburrimiento.

-Pocas interacciones sociales, aislamiento.

-Recurrentes quejas somáticas (dolor de tripa, dolor de cabeza…)

-Lentitud o agitación psicomotora.

-Baja autoestima, autodesprecio, autoagresividad, autocrítica, sentimientos de culpa.

-Dificultades de atención y concentración.

-Desesperanza, ideas o planes de suicidio.

Es por ello que es tan importante tomar conciencia de cuándo están mostrando signos que tienen que ver con una depresión y que hasta ahora habían pasado desapercibidos, no les habíamos dado suficiente importancia o los habíamos minimizado, muchas veces por el mismo miedo de los padres a pensar que su hijo es inadecuado, imperfecto… como una manera de no ver que está pasando. En estos casos, es más el susto de estas figuras que verdaderamente la patología del niño en sí. Algunas veces, este miedo imposibilita un tratamiento en el niño y, por tanto, una agravación de los problemas que con un tratamiento adecuado a tiempo reduciría hasta desaparecer la sintomatología.

No me gustaría acabar sin mencionar la importancia que tiene la participación de los padres en el tratamiento del hijo. Muchos padres piensan que poco o nada tienen que ver con lo que le está pasando al niño, sin embargo, en un alto porcentaje de los casos además del tratamiento con el niño hay que hacer una evaluación a los padres, una evaluación del sistema familiar… y  consiguientemente un trabajo con ellos, a veces conjunto con su hijo y otras incluso individual.

Por eso es tan importante tomar conciencia de cuándo están mostrando signos que tienen que ver con una depresión y que hasta ahora habían pasado desapercibidos

Autora: Rocío Pescador García, psicóloga de Psicomaster


Sobre esta noticia

Autor:
Psicomaster (4 noticias)
Visitas:
7081
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.