Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galia Pérez Ntt Radio escriba una noticia?

De la caja de mis temores

15/02/2020 12:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hay personas bien intencionadas que te recuerdan las mujeres que aparecen muertas por la lucha social. Sus preguntas sobre temer acabar como ellas despiertan terror

 

       

Me gusta vivir bien. Tengo un buen salario como trabajadora del Estado sin necesidad de lamboneria, en sus dos acepciones según la RAE.

La diferencia con la mayoria de los que están en mi situación, es que a mí no se me olvida el camino, las y los compañeros caidos en el intento, el pueblo que con sus impuestos patrocinó mi oportunidad, la Madre Tierra de la que estoy hecha, en fin tantas cosas por las que creo que se debe luchar.

Me preguntan si no tengo miedo a una desaparición forzada o una persecusión férrea como las ocurren en otras naciones. Miedo yo, sí que tengo, pero a otras cosas, a que siga creciendo el individualismo, la polarización entre ricos y pobres, que un dia me levante y por el nulo apoyo los agricultores y trabajadores de la ganaderia, digan "no más" y haya que hacer filas para comprar carne o el concepto de animal de compañia caiga en desuso por tener que dar de comer perro o gato a nuestros infantes en crecimiento.

Ah, también le temo a no poder zafarme de lo gordas que estamos las panameñas y que los genios de fuera nos saquen las tablas de calorias y se crean que nos harán descubrir como matamos con grasa y sobresaturación de azúcar a nuestra infancia y juventud (es más fácil criticar nuestra apariencia que estudiar las causas que la generan). No quisiera hablar más por temor a que le pongan impuesto al arroz como estrategia para disminuir su consumo..

Nos matan, nos matan a todas la apariencia con anticonceptivas de lote genérico sin ningún tipo de estudio sobre los efectos en nuestro organismo ni formación como controlar el efecto secundario de las mismas por comer, comer y hartar...

Mucha novela nos han sembrado en que la doméstica sale de pobre por entrar a trabajar a la casa del plutócrata

En fin, tengo temor de caer presa de la vanidad que pueda hacerme creer que valgo más porque llegué, lo cual no se debe solo a mí, sino que ocurrió gracias a una madre que se desbarató trabajando mañana, tarde, noche y sábados para darme la educación que me dió, a los maestros y maestras, amistades, parientes varios y, vuelvo a repetir para énfasis: al noble pueblo que con el aporte de sus impuestos costeó mi larga estancia en el extranjero. .

Miedo a la ensalada de hojitas y pollo que cuesta 6 balboas contrapuesta al menú de 3 balboas de caldos y arroz grasiento.

Sí, soy una cobarde. Capaz de armar motines tan simbólicos como hilarantes que me inyecten de adrenalina por saber que del otro lado hay estructuras monoliticas, poderosas, sútiles, llenas de rencor y aporofobia, pero sobre todos esos miedos míos se iergue el amor a la verdad, el amor por ese pueblo dejado a su suerte que no ha entendido aún que es menospreciado, abusado y empeñado a perpetuidad por un mismo perro con diferente collar, ése, que se desgravan todo lo que puede y luego te culpa por aceptar un subsidio para educación, esos que dicen saber en qué debe invertirse para formar con calidad, pero que por formado que estés siempre creerá que el de afuera es mejor que tú y quizás lo sea en modales, pues no creo que a ningún profesional de la comunicación estratégica, en su sano juicio, se le ocurriría mandarte a buscar agua al río por mucho que desprecie tu origen.

Les temo a esas sabandijas con mi chancleta en la mano: otra cosa no puedo hacer, les temo aun cuando tirándoles a diario pueda errar en el tiro pues no hay eco cuando no hay plata para pagar por él, pero no temo por el destino que puedan darle a estos huesitos, les temo por el poder de su prensa, radio y televisión que pueda lograr una vez más que aplaudan los informes cantosirenistas de la supuesta megainyección económica que traería una nueva legislación migratoria, y no porque lleguen los migrantes que el país necesita, los humildes que cuiden y limpien casa y ancianitos sino que me aterra el ya vivido efecto de fortalecimiento de la mafia inmobiliaria, entre otros.

Mucha novela nos ha sembrado el Batycanal en que la doméstica sale de pobre por entrar a trabajar a la casa del plutócrata cuando la realidad sustenta que enferma por trabajar de 5 am a 10 pm encerrada como animal en un apartamento de Paitilla por los 300 dólares que los hiperempresarios le pagan sea nacional o extranjera, da igual, la ley de marras que se nos avecina nos alecciona que no es cuestión de dónde naces ni de cuanto estudias sino de lo que les hiede a ellos tu falta de los perfumados dólares que son su única razón de ser.


Sobre esta noticia

Autor:
Galia Pérez Ntt Radio (20 noticias)
Visitas:
241
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios