Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

Coronavirus en España, lo bueno y lo malo

3
- +
19/04/2020 12:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

España se ha convertido en un campo de batalla ideológico en el que se emplean armas (palabras) de grueso calibre a la hora de criticar la gestión de su gobierno de coalición, sin medir las consecuencias de lo que se hace y de lo que se dice, por ambas partes

Hay que felicitarse porque el gobierno de España haya sido oportuno y contundente a la hora de decretar el confinamiento haciendo uso del derecho constitucional para declarar el Estado de Alarma evitando que la pandemia se propague de forma incontrolada.

Hay que felicitarse porque el gobierno de España haya decidido incorporar su ejército en las tareas de ayuda sanitaria, en el transporte, en la limpieza de centros sanitarios, residencias para mayores y lugares de pública concurrencia.

También hay que felicitarse por el intento en dar respuesta inmediata a las graves carencias de la industria española en cuanto a material sanitario adecuado e instalaciones.

Pero como siempre, el voluntarismo no sustituye a la eficacia y en ese camino se ha perdido un tiempo inestimable.

Se puede tener la mejor voluntad del mundo, pero a la hora de resolver problemas, lo que cuenta es la eficacia, la capacidad y la preparación para resolver esos problemas.

No se trata de hacer mucho ruido en los medios de comunicación, montar comités de todo tipo o hacer tres o cuatro ruedas de prensa diarias, se trata de ser eficaces a la hora de tomar medidas, a la hora de establecer planes de contingencia y proponer soluciones.

El porcentaje de número de muertes por habitantes es el más elevado del planeta y eso requiere de una reflexión seria, sobre todo cuando esas muertes se han producido en las dos comunidades más importantes del Estado español, Cataluña y Madrid.

El gobierno se ha instalado en una escenografía propia del franquismo y alejada de su pretendida modernidad, con ruedas de prensa diarias que recuerdan a los partes diarios de la Guerra Civil, usando como portavoces a uniformados al más puro estilo del antiguo régimen.

Una pandemia no es un estado de excepción, una pandemia es una tragedia colectiva

Un craso error que lleva a la sensación de vivir en un Estado de Excepción, alejado de una alarma sanitaria que debería estar en manos de civiles y no de cuerpos armados, por no decir de los Cuerpos Represivos del Estado.

La presencia de uniformados, carece de sentido, transmite a los ciudadanos la sensación de estar viviendo un estado de sitio, sólo contribuye a fomentar el miedo y la zozobra entre la población.

Sus intervenciones son absolutamente ridículas, torpes y a veces infantiles, son arengas de propaganda usadas para amenazar a los ciudadanos, acompañadas por un parte de bajas y las felicitaciones a sus camaradas de filas.

Carecen del más mínimo sentido de la pedagogía o la llamada a la solidaridad y dan un sentido autoritario al cumplimiento del confinamiento.

Lejos de resaltar el carácter benefactor o proyector del Estado, este tipo de puestas en escena, resaltan un carácter represivo, dan un tono autoritario al Estado y a sus cuerpos y fuerzas de seguridad, exactamente igual que lo hace el fascismo.

Ningún país del mundo ha dado ese tipo de ruedas de prensa y menos con presencia militar y policial.

Tampoco se justifica, en forma alguna, el uso de la violencia policial a la hora de reprimir a quien se salta el confinamiento, como si se tratara de una alteración del orden público ni la imposición de multas exageradas, a pacíficos, aunque irresponsables ciudadanos, pero no delincuentes.

Falta sentido común, falta programación, se echa de menos la eficacia y sobran el voluntarismo y propaganda.

El Estado no puede convertirse en un voluntariado social y menos en una crisis de tamañas dimensiones, sin restar un ápice de valor al denodado esfuerzo que muchos servidores públicos están desarrollando y que merecen todo el respeto del mundo.

 

@ordosgonzalo

 

 

gonzalo   alvarez-lago   garcia-teixiero

 


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1321 noticias)
Visitas:
44
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.