Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que James Kahlo escriba una noticia?

Cómo adelgazar caminando

22/03/2018 21:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Nuestro peso es uno de los indicadores de nuestra salud. Saber que mantener nuestro peso es fundamental para nuestra salud no siempre equivale a que pongamos manos a la obra y nos sentemos a considerar una rutina de ejercicios para después cumplirla en acción

Incluso, puede suceder que no deseamos cumplir con las rutinas convencionales de gimnasios y otras guías. Una de las soluciones es empezar desde un ejercicio que no sea tan retador. Adelgazar caminando puede ser una de esas opciones. Aquí te preparamos una breve guía.

El tiempo

El tiempo es la primera cualidad a considerar cuando se trata de realizar una actividad física. No sólo porque estamos exigidos a buscar espacio en nuestra agenda para practicar el deportes sino también porque cada práctica y sesión exige un tiempo determinado.

Si queremos adelgazar caminando, va a ser necesario que consideremos ambas con absoluta exigencia. El tiempo que le consigamos a la práctica debe ser un tiempo casi religioso para nosotros y lo ideal es que tratemos de dedicarle dos horas al ejercicio y practicarlo tres veces por semana. De lo contrario no haremos mucho.

Fijar una longitud, fijar una voluntad

En cuestiones de caminatas y carreras en extensiones de terrenos cortas o amplias, cuando fijamos una longitud para recorrer estamos fijando el límite de nuestra voluntad. Y para hacerlo, hay que ser lo suficientemente preciso como para no exigirnos más de la cuenta ni muy poco.

Será entonces fundamental que intentemos fijarnos una longitud adecuada a la que podrá resistir nuestro cuerpo. Para lograrlo, debemos empezar por fijarnos metas pequeñas: 3 o 4 vueltas a un área que conozcamos, siendo las primeras de reconocimiento, y luego aumentando la velocidad de la marcha y la exigencia de la distancia cuando la aumentemos. Así nuestro cuerpo no se sentirá tan pesado como unas plantas eléctricas.

Ventajas de adelgazar caminando

Los especialistas suelen advertir que con un rutina de caminatas que sea de 3 veces a la semana como mínimo es muy posible que logremos alcanzar reducir nuestras grasas hasta en un 60% por ciento. Y si lo acompañamos con una buena y equilibrada dieta, mejor.

Lo más apasionante de las caminatas no es solo la mejora de la salud de nuestro cuerpo. También se ve incrementada nuestra energía espiritual y nuestras ganas de hacer muchas más actividades. Es una exigencia que no podemos dejar de hacerle a nuestro cuerpo porque sus resultados son siempre extraordinarios. ¿Qué esperamos para empezar?

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
James Kahlo (224 noticias)
Visitas:
2475
Tipo:
Tutorial
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.