Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Grandespymes escriba una noticia?

Claves para ser un buen líder

22/11/2016 12:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Leady Alvarado

En cada parte de la organización, siempre debe existir una figura que guíe el desempeño de todos los recursos que intervienen para su crecimiento, especialmente el del capital humano.

Actualmente vivimos en una época más humanista, donde ha cambiado la imagen autoritaria que anteponía el resultado final sin importar las condiciones o complicaciones que requería lograrlo, por aquella que se centra en brindar las condiciones óptimas que favorezcan la productividad y las relaciones de los miembros del equipo de trabajo.

En este post te compartiré algunas claves que te ayudarán a mejorar la competitividad de tu organización, siendo un líder cualificado.

Conocer el entorno

Un buen líder, conoce a la perfección aquellas capacidades que le permiten desempeñar su trabajo y fortalecer la confianza del equipo de trabajo.

Asimismo, un buen líder está consciente de las necesidades que su equipo de trabajo tiene, así como las soluciones para satisfacerlas. Sabe de qué manera puede orientarlos a mejorar su rendimiento y cómo motivarlos para ir más allá de los objetivos establecidos.

Saber escuchar

Todo buen líder siempre tendrá las puertas abiertas para su personal a cargo, está de acuerdo con que la mejor forma de hacer frente a cualquier inconveniente es a través de la comunicación y antes de brindar asesoría y consejos, analiza todas las percepciones en las que se desenvuelve el clima organizacional.

Confrontar los problemas

Aquel que tenga la facultad para ser líder, sabe que ante un problema, se deben implementar las acciones necesarias para solucionarlo. Una forma de hacerlo es aplicar un procedimiento de resolución de conflictos, donde se consulte a los empleados la queja y se analice la situación, para posteriormente se lleve a cabo un proceso de negociación colectiva que favorezca la toma de decisiones.

También es importante contar con la participación de terceros, que sean imparciales a las partes involucradas, que puedan analizar el conflicto desde una perspectiva arbitraria y tengan el propósito de recaudar la información necesaria para llegar a la conciliación o mediación. Finalmente, la información aportada por terceros, ayudará a líder calificado a complementar su análisis para tomar la solución final.

Sin embargo, considera que la gestión de conflictos comienza mucho antes que se presenten las señales del problema real. Una buena manera de evitar los conflictos es ofrecer un ambiente laboral respetuoso y agradable entre todos los miembros del personal que fortalezca su confianza y cooperación.

Ayudar en el progreso de los demás

Reconocer las capacidades de tu equipo y exponerlas al máximo es una tarea fundamental, tanto para su crecimiento personal, como para los resultados de la organización. Un buen líder accede a programas de capacitación y cursos de aprendizaje continuo, ya sea presenciales o en plataformas e-learning, que mejoren y desarrollen nuevas habilidades que potencialicen el talento humano de una empresa.

Comunicación abierta

Los líderes eficaces evitan el control y el mandato en la gestión de recursos humanos, optan por una comunicación más abierta, honesta y proactiva. Hacen partícipes a todos los miembros involucrados en la toma de decisiones, confían en el potencial y la creatividad de los demás y saben que en conjunto es más rápido encontrar una solución efectiva que beneficie a todos.

Ser equitativo

En el liderazgo, el favoritismo no existe, a todos se les delega la misma carga de actividades y cada quién cumple un rol laboral específico, que le permite mostrar su talento abiertamente. De igual forma los resultados que se obtengan son del equipo y no de una persona en particular, por lo que aquí todos trabajan a un ritmo que favorezca el índice de productividad.

Reconocer los logros de los demás

Como había mencionado, el trabajo es de todos, tanto las fallas como los logros se cuentan por igual y un líder reconoce el esfuerzo de su equipo. Sabe que llegar a la meta planteada es para el beneficio de todos.

Asumir la responsabilidad

Aunque todos forman parte de un conjunto y de todos depende el éxito o fracaso de la organización, ser un líder significa estar a cargo de las labores que se lleva a cabo y por lo tanto debe responsabilizarse del desempeño de los demás. De su gestión depende que se alcancen las metas y todos sean capaces de cumplir en tiempo y forma con sus diligencias.

Algunos pueden presentar estás habilidades de manera innata, sin embargo si tienes el entusiasmo y la disposición para ser un buen líder, en la práctica podrás desarrollarlas.

Leady Alvarado. Content Specialist en Altura Interactive, enfocada al emprendimiento, marketing digital y comercio electrónico.


Sobre esta noticia

Autor:
Grandespymes (14389 noticias)
Fuente:
grandespymes.com.ar
Visitas:
1073
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.