Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Oscar Vela escriba una noticia?

Cartas a Roxane: Una película que relata el proceso de creación de "Cyrano de Bergerac".

24/05/2020 04:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

El pasado viernes 15 de mayo se estrenó en www.salavirtualdecine.com y en las plataformas digitales, "Cartas a Roxane" ( Edmond) . Escrita y dirigida por el polifacético Alexis Michalik, la película está protagonizada por Thomas Solivérès ("Inmersión", "Y les pegó el amor"), Olivier Gourmet ("El hijo", "El ejercicio del poder"), Mathilde Seigner ("Vuelta a casa de mi madre", "Harry, un amigo que os quiere"), Tom Leeb ("Papillon", "This new generation") y Simon Abkarian ("Casino Royale", "Expediente Anwar") entre otros; y además, estuvo nominada en la pasada edición de los premios César.

"Cartas a Roxane" tuvo su premiére española en la pasada edición del Bcn Film Fest, coincidiendo con el cuarto centenario del nacimiento del poeta Cyrano de Bergerac. El 6 de marzo de 1619 nacía Cyrano de Bergerac, personaje histórico sobre el cual Edmond Rostand escribiría una obra teatral casi tres siglos más tarde. Dicha obra ha sido llevada varias veces a la gran pantalla. Además de la popular adaptación de Jean-Paul Rappeneau protagonizada por Gérard Depardieu, el director americano Michael Gordon también llevó al personaje al cine mucho antes, en 1950, con José Ferrer bajo la piel de Cyrano, interpretación que le valió el Oscar a Mejor Actor. En esta ocasión, "Cartas a Roxane" narra la historia de la creación de la obra literaria "Cyrano de Bergerac" enfocada desde la propia vida del autor.

Embed from Getty Images

Su director Alexis Michalik nos explica en profundidad todos los entresijos de su maravillosa primera película como director: «Es un proyecto que tengo desde hace más de quince años. La primera chispa tuvo lugar en 1999, cuando vi en el cine "Shakespeare enamorado". Joe Madden, basándose en hechos reales, narra cómo gracias a una bella musa el joven Shakespeare, por entonces acribillado a deudas, recupera la inspiración y escribe su obra maestra más grande, "Romeo y Julieta". Entonces me pregunté por qué en Francia no habíamos hecho nunca un film parejo. Pero en aquel momento la cuestión se quedó en una simple reflexión...».

«Algunos años más tarde, cae en mis manos un dossier pedagógico en el que se relatan las circunstancias en torno a la "première" del Cyrano. Y entonces recordé la película de Madden, y me dije que era increíble que todavía nadie hubiera pensado en narrar el que fue el mayor "triunfo histórico" del teatro francés, también el último puesto que se produjo justo antes de la llegada del cinematógrafo, cuando ya no serán las piezas teatrales sino las películas como "Lo que el viento se llevó" las que devendrán triunfos torrenciales». «Entonces comencé a leer todo lo que existía sobre y en torno al Cyrano. Me di cuenta de que su autor, Edmond Rostand, tan sólo contaba con veintinueve años cuando escribió la pieza. ¡Componer una obra maestra como ésta antes de cumplir los treinta! ¡Estaba atónito! Comencé a tomar notas y fui a visitar a Alain Goldman, quien me exhortó a que desarrollara un guion. Durante ese periodo, buscamos a un realizador ya que en aquel momento no pensaba dirigirlo yo mismo... Hará unos seis años... Acababa de cumplir los treinta. Por más que nos esforzamos, no logramos la financiación para la película; se consideró demasiado cara...».

image

«Estaba a punto de abandonar cuando partí de viaje a Londres. Y allí, increíblemente, entre los espectáculos que se ofrecían, estaba la adaptación teatral de "¡Shakespeare enamorado!" La pieza resultó tan maravillosa y con tan espectacular acogida que aquello me volvió a avivar la idea de retomar mi Edmond y de escribirlo para el teatro, previo sometimiento del propósito a Alain Goldman. Dado que "Le Porteur d'Histoire" y "Le Cercle des illusionnistes" no habían funcionado mal, me dieron luz verde. Pese al considerable número de actores que Edmond necesita, el Théâtre du Palais Royal se avino a representar la pieza... y finalmente, fue un éxito».

«En teatro, los éxitos son imprevisibles. A veces se deben a poca cosa, al espíritu de los tiempos o al simple boca-oreja. Es luego, cuando son un hecho, que se puede intentar analizarlos. El éxito de Edmond puede que se explique porque a través del retrato de Rostand el texto escenifica y permite "comprender" el que puede sea el héroe francés por excelencia, Cyrano de Bergerac, un hombre ni bello ni ambicioso, pero que posee esa pequeña habilidad adicional que tanto nos encanta en Francia y que denominamos desenvoltura. Es un hombre enérgico que sitúa los sentimientos por encima de todo, un tímido poco agraciado que no tiene otra ambición que la de amar. Actualmente, como dicen los anglosajones, lo clasificaríamos como un magnífico "loser". En Francia, donde contrariamente a América no nos gustan ni los "winners" ni los tipos demasiado bellos, no podemos más que amarlo. Llega a todas las categorías y a todos los estratos de la sociedad. Es universal...».

image

«La "forma" de Edmond puede que también haya jugado a su favor. Lo he concebido como un auténtico espectáculo. En escena, todo se mueve, bulle, rebosa de gente, los cambios de decorados son muchos y acontecen a la vista. Hay humor, emoción, poesía y ritmo. Es un espectáculo a la americana, como los que se ofrecen en Broadway. Se ve Edmond como se ve una comedia musical, con la diferencia de que ¡no hay canciones!»

«En definitiva, diría que mi película es una declaración de amor al teatro, a sus actores, a su artesanía y a sus ilusiones. No hago sino evocar a Rostand. También he incluido a Feydeau, Courteline, Sarah Bernhardt, Coquelin, etc. En suma, todos esos autores y actores que en aquella época sabían generar sobre el escenario verdaderos acontecimientos populares hechos de gracia y comicidad, festividad, poesía y drama. Quería que nos diéramos cuenta de que en el siglo XIX se acogían las nuevas obras de teatro como hoy las superproducciones. Cuando Cyrano irrumpía en el escenario en 1895, generaba el mismo tipo de excitación que "Juego de Tronos" en 2011. En aquel tiempo, la imagen del teatro no era ni polvorienta ni tediosa. Todo lo contrario. Y no hay ningún motivo por el cual haya de serlo actualmente. Es preciso seguir mostrando que las tablas pueden ser fuente de ensueño y de lo "extraordinario". No es un arte antinómico o incompatible con el cine. Se pueden ejercitar ambos, amar los dos, e incluso mezclarlos».

Fuentes: Texto obtenido de la Nota de prensa y el Pressbook, cortesía de © A Contracorriente Films Imágenes cortesía de © A Contracorriente Films http://www.acontracorrientefilms.com/ https://www.image.net/ By © Getty Images https://www.filmaffinity.com/es/film601406.html http://www.sensacine.com/peliculas/pelicula-256968/

© El copyright de las imágenes pertenece a sus respectivos autores y/o productoras/distribuidoras. Sin ánimo de lucro. Las imágenes publicadas solamente tienen la finalidad de complementar este artículo.


Sobre esta noticia

Autor:
Oscar Vela (836 noticias)
Fuente:
tavernamasti.com
Visitas:
4473
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.