Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Tras dos años con casos autóctonos de dengue, los expertos advierten: "Siempre hay riesgo de brote"

3
- +
26/05/2020 05:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El dengue es una enfermedad de declaración obligatoria en España desde el año 2015. Transmitida por mosquitos y endémica de Lationoamérica y Asia, España comenzó a registrar casos autóctonos -no importados- de esta enfermedad en 2018 (6 casos en total, cinco de un mismo brote y otro caso aislado) y en 2019 (un caso), atribuidos todos a la especie Aedes albopictus (mosquito tigre). De cara a este verano, cuando finalmente sí se permitirá la entrada de turistas a España, el riesgo de nuevos contagios existe y por ello las autoridades sanitarias afirman que "que debemos estar preparados para la prevención y el control de nuevos brotes".

Las doctoras Rosa Cano Portero, miembro del Grupo de Vigilancia de la Salud Pública de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE), y Beatriz Fernández Martínez, epidemióloga y responsable de la vigilancia de enfermedades vectoriales en el Centro Nacional de Epidemiología (CNE), explican a 20minutos que en España el mosquito tigre "está por toda la costa del Mediterráneo, gran parte de Andalucía y algunas regiones del interior" y que "se sigue expandiendo" debido a factores humanos como el "comercio, la economía global y los desplazamientos" y también ambientales: "Se cree que el cambio climático puede favorecer que se siga expandiendo y sus poblaciones aumenten y se establezcan en nuevas zonas cada vez más al norte", advierten.

En los últimos tres años se han notificado alrededor de 200 casos al año a la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE) de España. De ellos, la mayor parte han sido importados de lugares donde la enfermedad es endémica.

A nivel global, la incidencia de dengue "ha aumentado enormemente", según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuyas cifras se ha multiplicado por 30 en las últimas décadas y alerta de que "alrededor de la mitad de la población del mundo corre el riesgo de contraer esta enfermedad". Actualmente se estima que anualmente hay entre 50-100 millones de casos.

El riesgo de un nuevo brote de dengue en el Mediterráneo "siempre" está ahí. "Es imposible predecir cuándo y no tiene por qué ser inmediato, pero el riesgo siempre puede existir", añade la investigadora Carme Carrion Ribas, directora del Máster en Salud Digital de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y experta en evaluación de intervenciones en salud.

La profesora añade que "es difícil hacer previsiones" pero sostiene que ya hay evidencia de que "debido a la emergencia climática que vivimos y a la globalización, los brotes epidémicos de enfermedades que desconocemos, o bien que las conocemos pero hasta ahora no habían sido habituales en nuestro entorno, van a producirse". "Como se ha visto estos días, vivimos en un mundo global e interconectado y esto tiene un impacto en la salud", agrega.

"Las regiones donde existe mayor riesgo son las que tienen Aedes albopictus (mosquito tigre) establecido desde hace más tiempo y tienen grandes movimientos de personas. En estas regiones, los Servicios de Salud Pública establecen planes adecuados a su situación que se activan en la temporada del vector y que suele coincidir con la de mayores movimientos turísticos", señalan Cano y Fernández.

"Claramente las zonas con presencia del mosquito tigre en su mayoría se encuentran en la zona Mediterránea y por tanto, es ahí donde hay más probabilidades de tener casos de dengue. Sin embargo, dada la movilidad de las personas, estos mosquitos también pueden viajar con nosotros y de hecho se han visto mosquitos en zonas donde por la temperatura y la humedad no esperaríamos encontrarles como en Madrid. Probablemente los mosquitos hayan viajado junto a algún vehículo o incluso dentro del AVE", abunda Carrion.

El dengue es una enfermedad contagiosa para la que no existe cura. "Las principales medidas de prevención son el control de poblaciones de mosquito y evitar las picaduras, especialmente durante viajes a zonas endémicas y también a zonas con presencia de vector", recoge la web del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII).

Las expertas Cano y Fernández recomiendan a toda la población en estas zonas que "conozcan e identifiquen los posibles criaderos de mosquitos (recipientes que acumulen agua, charcos, jardines, basura) y que los eliminen de su entorno doméstico". La implicación ciudadana en este aspecto es "fundamental", puesto que en la propiedad privada la administración no puede realizar un control sistemático de los criaderos, continúan.

Además los ciudadanos se deben proteger de las picaduras mediante uso de ropa adecuada, telas mosquiteras y repelentes, evitando estar en el exterior en los momentos del día en que el mosquito es más activo (amanecer y atardecer).

Asimismo, existe una aplicación móvil llamada 'Mosquito alert', mediante la cual la ciudadanía puede colaborar con la detección y comunicación de criaderos del mosquito. Se trata de un proyecto de "ciencia ciudadana" cooperativo sin ánimo de lucro, coordinado por diferentes centros de investigación públicos que tiene por objetivo luchar contra la expansión del mosquito tigre y el de la fiebre amarilla, dos especies de mosquitos invasores que pueden transmitir enfermedades globales como el Zika, el Dengue y la Chikungunya.

Por otra parte, las personas que viajan por cualquier motivo a zonas endémicas se han de informar de los riesgos en el destino, seguir todos los consejos para evitar las picaduras de mosquitos, y extremar la precaución a su regreso. "Si comenzaran con síntomas (fiebre, cefalea, dolor muscular, erupción cutánea, síntomas hemorrágicos...) deberían consultar con su médico para poder realizar el diagnóstico y tratamiento adecuados y evitar generar otros casos en nuestro país", recomiendan las científicas de la SEE y el CNE.

"Es importante evitar que le piquen los mosquitos sobre todo a alguien que ha viajado a países endémicos, especialmente si tiene síntomas de infección. Conviene aislarse unos días si se sufren síntomas y controlar a las personas con las que se convive o se ha estado en contacto durante los 14 días previos a la infección. Es imposible identificar a todas las personas, lo relevante es incrementar la alerta y evitar a toda costa las picaduras en aquellas personas que han estado más tiempo junto a la persona infectada", abunda en este aspecto Carrion.

El dengue es un virus que no infecta directamente a las personas sino que se transmite a través de los mosquitos Aedes Aegypti y Aedes Albopictus. Se trata de una enfermedad vírica que generalmente desarrolla un cuadro clínico leve que se acompaña de fiebre, dolor de cabeza muy intenso, dolor detrás de los globos oculares, dolores musculares y sarpullido. "Genera síntomas diversos dependiendo de las personas. En la mayoría de los casos se produce un dolor articular importante pero no grave. Sin embargo puede haber casos graves e incluso provocar algunas muertes pero esto suele pasar en las zonas endémicas, donde la población recibe picaduras de forma repetida y posiblemente diversas infecciones", subraya Carrion.

Los síntomas se manifiestan entre cuatro y 10 días después de la picadura de un mosquito infectado y duran entre dos y siete días. En ocasiones, "la enfermedad evoluciona hasta convertirse en dengue grave (hemorrágico) que puede llegar a ser letal en los grupos de población más vulnerables. La detección oportuna y el acceso a la asistencia médica adecuada disminuyen las tasas de mortalidad por debajo del 1%", según reza en la web del ISCIII.

El riesgo de un brote de dengue en el Mediterráneo no es exclusivo de España. De hecho, según explica Carrion, "Francia, Italia, Grecia, Croacia o Portugal también han registrado ya casos autóctonos". En la isla lusa de Madeira se registró un brote en 2012 que afectó a cerca de 2.000 personas. "Se trata de una isla, con un clima concreto y con una población de mosquitos diferente al continente", puntualiza la profesora de la UOC. No obstante, la OMS ya ha avisado de que "el año 2016 se caracterizó por grandes brotes de dengue en todo el mundo".

Por otro lado, en noviembre de 2019 se detectó en España un caso de contagio por transmisión sexual. Este es un modo "poco frecuente" de transmisión, apunta la OMS. El contagio se produjo de un hombre que había estado en Cuba y República Dominicana y a su regreso a Madrid mantuvo relaciones sexuales sin protección con su pareja. Las muestras de semen tomadas de ambos casos dieron positivo para el virus del dengue.

La investigadora de la UOC recuerda también que el dengue "forma parte de las 20 enfermedades que la OMS considera 'Enfermedades Tropicales Desatendidas o olvidadas'. Se trata de enfermedades que afectan a mucha población pero sobre todo en países de renta media y baja. Hay poca inversión en el manejo de estas enfermedades y por tanto poca investigación para conseguir tratamientos o vacunas. En el caso del dengue no existe un tratamiento específico ni tampoco no existe vacuna".


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (30751 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
33
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.