Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Eonhadico escriba una noticia?

Se amplía la zona habitable de estrellas similares al sol

12/12/2013 02:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageUna cosa que sabemos de nuestro planeta es que se encuentra en el mejor asiento del sistema solar. Se encuentra en medio de lo que se ha venido a llamar la zona de ricitos de oro, esa región del espacio ni muy fría ni muy caliente donde puede existir agua en estado liquido en la superficie de un planeta. Un poco más cerca del Sol y nos encontramos con el abrasador Venus, sumido en un perpetuo cambio climático desbocado, un poco más lejos y nos encontraríamos en los helados paramos marcianos. Pero esta estrecha zona de habitabilidad depende del tipo de estrella, no todas están en el mismo sitio, ni a la misma distancia ni tienen el mismo tamaño.

Pero ahora, un nuevo estudio señala que esta zona de habitabilidad en torno a otras estrellas similares a nuestro sol podría ser mayor que la nuestra, expandiendo así la zona donde la vida podría existir.

Los estudios previos señalaban que la zona caliente interior de esta región habitable se encontraba a aproximadamente 0, 99 UA (1 UA, o unidad astronómica, es la distancia media entre la Tierra y el Sol, aproximadamente 150 millones kilómetros). Pero este nuevo trabajo mueve un poco mas esta línea hacia el sol, situando la frontera interior a una distancia de alrededor de 0, 95 UA, unos 142 millones de kilómetros.

El estudio, publicado en la revista Nature, liderado por Jeremy Leconte, del Instituto Canadiense de Astrofísica Teórica de la Universidad de Toronto, utiliza modelos de informáticos en 3D con los que se ha podido comprobar que el desbocado efecto invernadero que sume a Venus no es un problema, salvo que el planeta se encuentre a menos de 0, 95 UA de su estrella.

En realidad, el nuevo límite interior de zonas habitables no supone una gran diferencia para aquellos que tratan de determinar la habitabilidad de un planeta alienígena, pero sí que lo hace si hablamos de la esperanza de vida de nuestro planeta.

Con el tiempo, el sol se volverá más brillante, la temperatura de nuestro mundo aumentara y podría iniciarse ese terrible efecto invernadero tan temido, un bucle de retroalimentación que finalmente haría que nuestros océanos hirviesen. Pero aunque esa fecha esta aun muy lejos, este nuevo trabajo retrasa incluso aun más nuestro calendario, proporcionándonos así un tiempo precioso sobre nuestro planeta Tierra ya que el fin de nuestro mundo está un poco más lejos.

‘Por ejemplo, si creemos que el límite es de 0, 99, significaría que la Tierra empezaría a perder los océanos dentro de unos 150 millones años a partir de ahora’, señalo Leconte, ‘Ahora, con la nueva estimación, no son 150 millones años, en realidad son mil millones años.

Más sobre

A diferencia de los anteriores estudios uni-dimensionales, el nuevo modelado tiene en cuenta el clima del planeta en el borde cercano de la zona habitable.

‘Desde la perspectiva de la Tierra, este es un gran cambio, y es debido a se piensa que la Tierra esta bastante cerca del borde interior’, señalo Leconte. Y aunque el nuevo trabajo señala que la zona de habitabilidad no es tan estrecha como anteriormente se pensaba, todavía estamos demasiado cerca del límite si lo comparamos con otros mundos que ya hemos descubierto en torno a otras estrellas.

Leconte hizo uso de los datos climáticos recogidos por diferentes estudios, aunque elimino parte de la información más específica para crear un modelo general con el que estudiar otros planetas rocosos similares al Sol.

image

Representación de la temperatura en la superficie de la Tierra con el paso del tiempo

‘Ahora tenemos el marco real para comprender que estos objetos no son solo puntos, sino que son planetas reales que tienen una superficie, una atmósfera con procesos complejos como la formación de nubes’, dijo Leconte. ’En cierto modo los vemos más como mundos que al igual que la Tierra"

Aunque el tamaño de la zona habitable calculado por Leconte es más grande que otras estimaciones anteriores, también es mucho menor que las estimaciones más recientes, que se utilizan para analizar los datos de los mundos descubiertos por el telescopio espacial Kepler.

"A principios de este año, los científicos que utilizan los datos de Kepler calcularon que el 22 por ciento de las estrellas similares al Sol puede albergar un planeta rocoso en sus zonas habitables, sin embargo, el equipo de investigación utilizó una definición amplia de la zona habitable, que marca el borde interior a tan solo 0, 5 UA" comento James Kasting, profesor de geociencias en la Universidad de Pennsylvania.

‘Si se toma el análisis Petigura [estudio basado en Kepler] con su valor nominal, su número podría ser demasiado alto’ señalo Kasting.

La nueva obra de Leconte no solo contribuye a limitar la zona habitable alrededor de estrellas similares al Sol, sino que también podría tener cierta influencia en aquellas regiones habitables en otros tipos de estrellas más pequeñas y frías.

Al aplicar este modelo sobre Venus durante los primeros millones de años del sistema solar, vemos entonces que este abrasado mundo se encontraba entonces en una posición más ventajosa. Cuando el sol era más joven, también era más pequeño y menos caliente, por lo que no sería difícil de imaginarnos a un púbere Venus con grandes océanos líquidos que se evaporaron a medida que el sol envejecía y se volvía más caliente.

.nrelate_related .nr_sponsored{ left:0px !important; }

Sobre esta noticia

Autor:
Eonhadico (607 noticias)
Fuente:
espacioprofundo.es
Visitas:
2570
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.